fbnoscript
9 de diciembre de 2004 | #880

Represión criminal en Las Heras (Santa Cruz)

Kirchner ya tiene su (bebé) muerto

El miércoles 1/12, un grupo de 65 trabajadores había tomado la base de la empresa Oil M&S S.A., en la ciudad de Las Heras, en el norte de la provincia de Santa Cruz.
 
Luego del “lobby” del “manco” Herrera, abogado de la empresa Oil, en el Juzgado de Pico Truncado, salió una orden de desalojo, a las 22:30 horas. Con el concurso del grupo GEO de Caleta Olivia se procedió a desalojar la planta.
Los compañeros relatan que la policía, sin mediar intimación, entró disparando balas de plomo trazantes al aire. Esto es corroborado por el propio comisario Fuentes, de Las Heras, cuando informa que un oficial de policía está internado de gravedad porque se disparó con su arma reglamentaria (diario La Prensa de Santa Cruz, 3/12, pág. 5). Luego siguieron los gases lacrimógenos y las balas de goma. Los ocupantes, en su inmensa mayoría jóvenes de entre 18 y 25 años, corrieron por la zona de chacras; la policía pudo detener solamente a nueve jóvenes, pero todos fuera de la planta.
 
Como antes en Caleta, cacería por la ciudad. Después, un asesinato.
 
El jueves por la mañana, con la presencia en Las Heras de la jueza Ruata de Leone, hubo seguimientos y detuvieron a otros 10 manifestantes, entre ellos, cerca de las 13 hs, en una casa del Barrio Güemes, a Carina Sauco, de 32 años, esposa de Claudio Bustos, uno de los voceros de la Coordinadora de Desocupados de Las Heras.
 
“Me llevan a la Comisaría y cuando empiezan a tomar los datos, pido que saquen el precinto, yo estaba esposada con las manos atrás, les digo de mi embarazo y que estaba mareada”, cuenta la compañera.
 
“Me llevan a la cocina, un oficial se acerca y me patea para separarme las piernas, le pido por favor que tenga cuidado y no paró con los insultos a mi marido y a mí. El otro oficial se entera de que estoy embarazada y empieza a pegarme patadas, por atrás, en la vagina, a la vez de decirme que ‘aquí no va a nacer ningún bastardo hijo de dos delincuentes como ustedes.’ Hacían presión en la panza, con los bastones, mientras me insultaban. También ponían clavos en una bolsa, y me pegaban con eso.”
 
En Las Heras, ya todos saben que el presunto asesino del bebé en gestación es el oficial Borquez, a quien la agente Sánchez le indicaba que la mujer estaba embarazada, que no le pegaran.
 
Dos horas después y al percibir que tenía pérdidas, se solicitó un médico. La revisó el Dr. Roger; dos horas más tarde la trasladaron al Hospital donde la asistió la Dra. Patricia Bustos. Allí le hicieron una ecografía, y “notaron que el bebé no tenía latidos, lo habían molido con los palos”, relató la mujer (diario Crónica, Comodoro Rivadavia, 5/12, pág. 32).
 
“No me dejaban ver a mis hijos. Convaleciente, me pedían que hablara, que dijera dónde podía estar mi marido, me decían que podía quedar libre a condición de que les diera información. Me mantuvieron con custodia hasta el sábado a la mañana, en que pude ir a mi casa” (ídem).
 
Claudio Bustos y Carina Sauco son empleados de la empresa Oil; sin embargo, no han dejado de militar para organizar a los desocupados de Las Heras. Por ello, Claudio tenía pedido de captura y fue buscado durante varios días.
 
El conflicto se suscita porque, en el marco de una lucha de hace varios meses, la empresa se comprometió a tomar a 65 compañeros. Pero la semana pasada, cuando debían entrar a trabajar, realizados ya los preocupacionales, la empresa dijo que sólo entrarían 42, que los demás no cumplimentaban el requisito de residencia en la ciudad. En solidaridad con los 23 compañeros que se quedaban afuera, se tomó la medida de fuerza.
 
El viernes por la mañana, Ricardo Segura, un trabajador de la empresa donde se realizó el piquete, junto a otros compañeros, fue detenido en el comedor de la planta.
 
“Me detuvieron ilegalmente, soy conocido de la gente que estaba reclamando y, anteriormente, estuve en otros piquetes”; “a las 8:20 hs, a pedido del encargado de la empresa, ingresó la policía para detenerme” dos días después de levantado el piquete.
 
“Junto a otras personas nos trasladan a Truncado, y recorrí los 80 km más duros que haya transitado en mi vida: en el trayecto nos golpearon con bastones en los hombros, la espalda y los riñones, a la vez que nos insultaban y nos exigían que dijéramos dónde estaba Claudio Bustos”, relató Segura a la delegación del Polo Obrero que lo visitó el domingo en Las Heras.
 
En Truncado, continúa el relato, “apenas llego me recibe la policía y la Dra. Lembeye (que había retomado sus funciones en el Juzgado) y directamente no me toma declaración y me explica que no podía estar ni detenido, que la detención fue ilegal, que no había orden, e incluso me dio el número de expediente para hacer la denuncia correspondiente”. Asimismo nos comentó que detuvieron a otro compañero cuando fue a llevarle cigarrillos a los que estaban presos.
 
Las torturas
 
Sumado a los testimonios de Carina Sauco y de Ricardo Segura, recibimos el relato de que a un joven de apellido Subiabre, de 23 años, cuando lo trasladaban desde Las Heras a Pico Truncado en la Traffic del grupo GEO, patente EFB 722, abrían la puerta trasera, le sacaban la cabeza afuera y se la arrimaban al caño de escape, con amenazas de muerte e insultos, todo esto a 100 km por hora.
 
En una ciudad donde el año pasado se suicidaron 19 jóvenes por la falta de perspectivas laborales, educativas, culturales; estos pibes que hicieron el piquete, se aferraban a la vida luchando por un trabajo digno. Ante el gran despliegue policial muchos familiares fueron en la noche del miércoles hasta las inmediaciones de la base de Oil, y una mamá nos relataba, llorando, que “al ver la brutalidad del accionar policial, los hermanos de los jóvenes que estaban dentro de la planta decían que se querían matar”.
 
Los hechos sucedidos en Las Heras son parte de la escalada represiva que comenzó en agosto con la Gendarmería en las puertas de Termap, el 3/9 con las detenciones de compañeros de esa lucha (de la cual todavía quedan seis compañeros presos), con el desalojo compulsivo de un grupo de mujeres de la Municipalidad de Pico Truncado; en todos los casos se denunciaron golpizas, vejámenes y torturas, ahora estamos ante un asesinato. La Dra. Verónica Heredia patrocinará la denuncia de Carina Sauco ante el Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, por tratarse la tortura de un delito federal, además de hacer llegar la denuncia ante la Relatoría de la OEA y el Comité Internacional de Derechos Humanos que está sesionando en Ginebra, Suiza.
 
Las penas son de nosotros, los barriles son ajenos
 
Hoy, lunes 6/12, todos los detenidos han recuperado su libertad. Se cayó el pedido de captura de Claudio Bustos. El Gobierno de Santa Cruz, que el viernes respaldó la represión, anuncia que iniciará una investigación para deslindar responsabilidades.
 
La causa por la ocupación está en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Pico Truncado a cargo de la jueza María de los Angeles Lembeye, caratulado ‘De Souza s/denuncia usurpación’; el fiscal ha apelado las excarcelaciones dispuestas por la jueza, por lo que de fallar en contrario en diez días, los compañeros podrían volver a ser detenidos.
 
El gobernador Acevedo, en el discurso a la Legislatura del 1º° de marzo, prometió que se iban a aplicar las 8 horas en la actividad petrolera. El intendente Cotillo, de Caleta Olivia, hace tres meses repartió un manifiesto por toda la ciudad, anunciando: “…deberá recordarse que en el plazo de 60 a 90 días [se realizará] el lanzamiento del plan de trabajo y generación de empleo por parte de las operadoras petroleras de la zona”. Ni una cosa ni la otra, sólo palos, procesos, cárcel, y ahora un chico muerto del lado del pueblo; mientras las petroleras, con un barril que no baja de los 45 dólares, siguen amasando fortunas, depredando el recurso, explotando a los trabajadores, degradando el medio ambiente.
 
Queda claro para quién gobierna el clan Kirchner, queda claro que la tarea de la hora para todos los trabajadores es construir una alternativa obrera y socialista.
 
 
*Artículo elaborado sobre la base de la visita de Natalia Mendoza, Elías Ponce –del Polo Obrero– y Omar Latini –del Partido Obrero– a Pico Truncado y La Heras el domingo 5/12.

En esta nota:

Compartir

Comentarios