fbnoscript
5 de diciembre de 2018

Conferencia de prensa por Santiago Maldonado: “El juez Lleral dictó un fallo de impunidad para mostrar antes del G20 que ‘acá no pasó nada’”

La familia denunció irregularidades en la causa y anunció que apelará la resolución, que afirma que el joven “se ahogó solo”. Ligó la decisión del juez con el decreto de gatillo fácil de Bullrich.

La familia de Santiago Maldonado denunció la reciente resolución del juez Gustavo Lleral, que cerró la causa sin fijar responsables para la muerte del joven y arguyendo que se había “ahogado solo”, como “un fallo de impunidad” que “ni siquiera cumple con el código penal procesal”, denunciándolo como “nulo” por una gran suma de arbitrariedades y anunciando que apelará la medida.

Fue en una conferencia de prensa realizada esta mañana con el acompañamiento de referentes de Derechos Humanos, entre ellos Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, Apel, Correpi y otras organizaciones.

La familia ligó la medida judicial y su celebración por parte del gobierno macrista con el decreto de Bullrich en relación con el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales. En el mismo sentido se expresó el referente del PO Néstor Pitrola, presente allí, al tiempo que afirmó que “hay una ‘bolsonarización’ del gobierno de Macri, al servicio de un plan de guerra del FMI contra los trabajadores” y llamó “a ganar las calles” para derrotar ese decreto y la política represiva y conseguir justicia por Santiago.

Desmanejos

La madre de Santiago, Estela, reafirmó lo que habían denunciado en un comunicado: que en el llamado de Lleral a ella para comunicarle la resolución, el magistrado reconoció haber estado “muy presionado” para cerrar la causa.

Tras ello, la abogada de la familia Verónica Heredia se refirió a las arbitrariedades del fallo y al conjunto de desmanejos de la causa.

Heredia apuntó que se utilizaron las causas de habeas corpus y por el delito de desaparición forzada, que en ambos casos tienen por objeto investigar a funcionarios de Estado, para investigar a particulares –amigos de Santiago como Ariel Garzi, su hermano Sergio, miembros de la comunidad mapuche que estuvieron con él. Y lo caracterizó como “un avance gravísimo sobre los derechos de las personas”.

A su vez, marcó que ya en el legajo n° 1 del habeas corpus, al que accedieron mucho tiempo después de confeccionado, se colocaba que el objetivo “era esclarecer la desaparición de Santiago: no buscarlo. Mientras nos decían una cosa hacían otra. Ocultaron el verdadero objeto procesal del habeas corpus y la desaparición forzada. O sabían dónde estaba, o no les interesaba buscarlo”. Y apuntó en el mismo sentido: “como bien dijo Sergio, ‘no sé a quién buscan porque a nosotros no nos preguntaron nada sobre él”. Finalmente, destacó que se buscaron numerosos elementos de Santiago, como su mochila, pero no su teléfono.

Heredia denunció que “en mayo nos enteramos que había 60 legajos ocultos” en la causa, descubriendo luego que los legajos ocultos se extendían a cerca de 400.

En relación con el fallo, reseñó que allí el juez Lleral afirma que la búsqueda de Santiago se dificultó “por la cantidad de personas que intervinieron”. Heredia señala que “el responsable de ese trámite ‘que tenía mucha gente’ fue el juez Otranto [quien fuera recusado por la familia Maldonado] junto a un funcionario del ministerio de Seguridad”, pero que la afirmación de Lleral parece dirigirse, por el contrario, “contra toda la sociedad que luchó” por la aparición y justicia.

La abogada concluyó que “este es un fallo que tuvo como objeto político decir el 29 de noviembre, antes de que comience el G20, que lo que había pasado con Santiago Maldonado no era un crimen, que no había responsables. Un acto político, no jurídico, para mostrar a todo el mundo que ‘acá no pasó nada’. Como no pasó nada con el crimen de Lucía Pérez”. Y afirmó: “pretenden garantizar la impunidad, obviamente nosotros apelamos, esto no va a quedar impune”

Sergio

El hermano de Santiago comenzó refiriéndose al tuit de Patricia Bullrich tras el fallo de Lleral, en que afirmó que “La verdad le ganó al relato. La Justicia cerró la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado y absolvió al gendarme Emmanuel Echazú. Mintieron, quisieron engañar a la sociedad y generar miedo; hoy logramos dar un paso más hacia la Argentina de la ley y la verdad”

Para Sergio Maldonado, la ministra buscaba con esa declaración “habilitar lo que viene después”, con la resolución que legaliza el uso indiscriminado de armas de fuego por parte de fuerzas federales, allanando el gatillo fácil y las cacerías letales contra manifestantes. “Son monos con navaja. ¿Quién se va a hacer cargo de eso? ¿Quién lo va a determinar? ¿Un Lleral, un Otranto? Esas personas tienen en sus manos nuestras vidas”, afirmó.

El familiar desmintió profusamente lo afirmado por Lleral en su sentencia: “dice que accedió a todos los pedidos que hizo la familia. Mentira. Cuando Verónica fue a pedir un relevamiento, para el que teníamos los instrumentos, un equipo de la Universidad de La Plata, baqueanos de la zona, fue rechazado. Meses después, fue con bomberos a tomar de forma rudimentaria la profundidad, cuando sabemos que por el deshielo y las condiciones climáticas esta cambia”.

Marcó también que hubo declaraciones de dos testigos que ni la familia ni otras cuatro organizaciones querellantes, ni siquiera la fiscal, pudieron presenciar: “nos notificaron horas antes, cuando al día siguiente había paro y no podamos llegar”. Otros tres testigos no fueron interrogados, supuestamente porque no se los había podido encontrar. Pero, apuntó Sergio, “una de ellas fue detenida la semana pasada en la marcha por Rafael Nahuel. Yo le escribí a Lleral que la busque ahí. Pero no la citó ni me respondió”.

Sergio desmintió que la autopsia diese fundamentos a la resolución del juez: “55 peritos no pudieron decir cuándo murió ni cómo: la partida de defunción dice ‘hallado el 17 de octubre’ y la temperatura del cuerpo”. Y denuncia que no hay explicaciones sobre los “signos de crioconservación” que presentaba el cuerpo ni sobre su aparición en un lugar que ya había sido rastrillado numerosas veces.

“Dijeron que estaba en Chile. Bullrich dijo que lo acuchilló un puestero, que ‘al RAM lo financiaban los ingleses’. Y los periodistas obsecuentes les hacen el juego. ¿Quién miente? ¿Nosotros, que solamente queríamos saber qué le pasó a Santiago y tener justicia?”, afirmó su hermano. A su vez, denunció el encubrimiento declarado de la ministra a la fuerza responsable de la muerte: “dijiste que no ibas a tirar ninguna gendarme por la ventana, porque lo necesitaban para el trabajo que estaban haciendo. ¿Cuál era? ¿Torturar en las villas, matar a Rafael Nahuel?”

Finalmente, dio cuenta del sinfín de amenazas recibidas por la familia, incluidas las de gente que tras el tweet de Bullrich “salieron a decir que como lo de Santiago ya estaba, nos van a salir a cazar a nosotros. Responsabilizamos directamente a Bullrich, que está promoviendo este odio”.

La conferencia concluyó con los cánticos de los asistentes: “Yo sabía, yo sabía, que a Santiago lo mató Gendarmería”. Seguimos en pie de lucha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios