fbnoscript
8 de diciembre de 2018

Rosario: liberaron a Guillermo Piccolo, docente y luchador del barrio La Sexta

Golpe popular a la política represiva de Lifschitz

Tras una ardua lucha de familiares, vecinos del barrio La Sexta, sus alumnos del politécnico, organizaciones sociales y políticas, la mañana del sábado se levantó la prisión preventiva de 43 días que recaía sobre Guillermo Piccolo.

Guillermo había sido detenido por la policía provincial el pasado 15 de noviembre en medio de una manifestación enfrente del municipio de Rosario que reclamaba que la intendenta Mónica Fein, del Partido Socialista, los reciba para dar solución al problema habitacional del barrio obrero de La Sexta, lindante a la universidad, donde se viene avanzando con desalojos y persecución a los vecinos y luchadores que se organizan en defensa de un derecho tan elemental como la vivienda.

Enfrente de esta lucha existe una política en favor de los especuladores inmobiliarios que pretenden apropiarse de los terrenos codiciados a la vera del Rio Paraná; este es el jugoso negociado que quiere garantizar el gobierno del Frente Progresista en conjunto con la Universidad Nacional de Rosario. poseedora de los terrenos.

Esta primera victoria se da en medio de un ataque a las organizaciones de lucha y de la embestida represiva más general por parte del gobierno nacional en voz de la ministra Patricia Bullrich, que quiere avanzar con un cheque en blanco para el gatillo fácil con la resolución 956, es decir, en una nueva vuelta de tuerca en la persecución al pueblo y los luchadores en medio de una crisis política, social y económica generalizada del país. En Santa Fe tenemos al gobernador Miguel Lifschitz a la cabeza de este ataque contra los luchadores y la población de los barrios que vienen sufriendo la crisis descarnada.

Cabe resaltar que esta primera victoria fue producto de la organización en frente único de organizaciones y partidos de izquierda, sindicatos, centros de estudiantes, vecinos y familiares. En este sentido no sorprende el silencio cómplice y la ausencia de las agrupaciones kirchneristas, dejando pasar esta política capitalista y represiva de Fein y Lifschitz.

La libertad a Guillermo mediante la lucha popular es un gran paso y un ejemplo a seguir de los que nos venimos organizando en defensa de los intereses de los explotados y contra la política de ajuste de los gobiernos de Macri y del Frente Progresista.

La lucha sigue por el desprocesamiento de Guillermo Piccolo, por la reapertura de la mesa de negociación entre los vecinos y el gobierno. Exigimos que se acepte el pedido de audiencia con el gobernador Lifschitz y el Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, por el cese de los desalojos y una urgente solución al pedido de los vecinos por sus títulos de propiedad y por el mejoramiento del barrio en función del interés de la comunidad educativa y de sus vecinos.
Sigamos movilizados, profundicemos la lucha.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios