fbnoscript
14 de diciembre de 2018

Sin pruebas ni testigos, condenan en Chile a Facundo Jones Huala

En el día de hoy el Tribunal Oral de Valdivia declaró culpable al referente mapuche Facundo Jones Huala por su supuesta participación en el incendio de una propiedad de la zona en enero de 2013, y por tenencia de armas de fuego en aquella oportunidad. El 21 de diciembre el tribunal dictaría la sentencia, que podría implicar más de 10 años de prisión –el fiscal reclamó 15.

El proceso judicial, que fue precedido por la extradición intempestiva de Jones Huala desde Argentina en septiembre, está plagado de vicios. Las “pruebas” utilizadas contra él son las mismas que estaban presentes en el anterior juicio por este hecho, en el que el resto de los imputados fue absuelto y la única condenada recibió una pena de seis meses de prisión en suspenso. De hecho, “la determinación se tomó aun cuando ningún testigo directo de los hechos reconoció al lonco como partícipe de los hechos” (El Patagónico, 14/12).

Jones Huala había sido extraditado en septiembre, como resultado de un acuerdo político entre el gobierno de Macri y los de Chile (antes Michelle Bachelet, ahora Sebastián Piñera) de persecución a las comunidades mapuches, en beneficio de los grandes terratenientes y pulpos petroleros y mineros que copan la Patagonia. Ello por un segundo juicio de extradición, luego de que el primero fuese declarado nulo al comprobarse que los testimonios en su contra habían sido obtenidos por la policía chilena mediante torturas.

Previo al fallo condenatorio, Jones Huala había sufrido en total 15 meses de encierro en Argentina y otros dos en cárceles de Chile.

La aberración jurídica se produce en un cuadro de conmoción por la brutalidad del Estado chileno contra el pueblo mapuche. El 14 de noviembre fue asesinado por una fuerza de élite de Carabineros el referente Camilo Catrillanca, tras lo cual también se borraron evidencias. Pero aun así se ha probado como falso el argumento de los vigilantes de un supuesto enfrentamiento; cuatro agentes se encuentran detenidos por el crimen y obstrucción de la investigación y uno reconoció haber sido presionado para mentir por Christian Franzani, el director nacional de orden y seguridad de Carabineros. Franzani debió renunciar, al igual que el intendente de la Araucanía, Luis Mayol, que había suscripto la versión del enfrentamiento. Frente a las protestas, Piñera anunció el retiro del sur de Chile del grupo especial Comando Jungla, al que pertenecían los asesinos.

El veredicto contra Jones Huala llega tras el reciente fallo de absolución a los responsables políticos y materiales por el asesinato de Santiago Maldonado. La justicia de ambos lados de la frontera trabaja en función de la coordinación represiva de las democracias, el nuevo "Plan Cóndor" tras el que orquestaron las dictaduras del continente en los ’70.
Absolución ya de Jones Huala. Basta de persecución al pueblo mapuche; juicio y castigo a sus asesinos. Fuera milicos, gendarmes y carabineros de la Patagonia.

En esta nota:

Compartir

Comentarios