fbnoscript
6 de enero de 2019

Mendoza: represión en el barrio Lihue

No es un exceso, es una política de Estado: abajo el protocolo represivo de Cornejo.

El protocolo represivo de Cornejo está en marcha. El jueves pasado, en el Barrio Lihue del departamento de Guaymallén, la policía realizó una razzia. La misma se había apostado en la zona luego de que se realizara un reclamo contra el #MendoTran en el dicho barrio, organizado por el Polo Obrero y el Partido Obrero. La policía irrumpió en un domicilio para arrestar a dos jóvenes, pero se encontró el rechazo de vecinos de la zona que se empezaron a agrupar en la zona para repudiarla, frente a lo cual los uniformados comenzaron a disparar perdigones de goma a mansalva, hiriendo a Chela, compañera del Polo Obrero, y su beba de 3 años, que fueron rápidamente trasladadas al hospital por un grupo de compañeros.

Esto hecho forma parte del modus operandi policial ordenado por el Gobernador, ya que también ese día ocurrió el amedrentamiento de manifestantes que se agruparon en la Plaza Independencia de Ciudad, al punto de llegar a intentar arrestar a dos menores de edad bajo la excusa de robo, lo que ocasionó el descontento de todos los presentes. Así también se manejo el dispositivo policial ordenado por Cornejo, trasladando un enorme operativo que incluyó infantería, en la puerta de Canal 9, con el fin de dispersar a los manifestantes que se habían trasladado al lugar para repudiar la presencia del ministro de Transporte, Natalio Mema.

Todos estos hechos no son novedosos y se encuadran en la política de Cambiemos de amedrentamiento mediante la fuerzas represivas que ha implementado la Gobernación en la provincia y que tiene los antecedentes del desalojo sin orden previa de vecinos que habitaban un asentamiento en Rodeo de la Cruz; la detención y procesamiento de los y las feriantes populares en la Estación Belgrano; el ingreso de Infantería sin orden previa al galpón municipal de Servicios Públicos de Guaymallén en el marco de un paro nacional, por nombrar algunos de los ocurridos en el departamento más populoso de Guaymallén.

Desde el Partido Obrero y el Polo Obrero en el Frente de Izquierda rechazamos esta política de impunidad al aparato represivo que implementa Cambiemos en la provincia y en el departamento, para poder garantizar así la aplicación de su política de negocios privados en desmedro de la mayoría laboriosa, trasladándola a través de tarifazos.

En línea con este rechazo realizaremos una campaña por las plenas libertades democráticas de la población comenzando por la exigencia de que sea separada del cargo la autoridad policial responsable de las heridas de Chela y su hija. Con este reclamo iremos a todos los estamentos correspondientes, acompañados por la movilización política de las barriadas populares para quebrar la política represiva y antidemocrática.

En esta nota:

Compartir

Comentarios