fbnoscript
28 de febrero de 2019

Campo de Mayo: “reserva ambiental” de la impunidad

El próximo 16 de marzo, en vísperas de un nuevo aniversario del golpe militar genocida, organizaciones de Derechos Humanos y de izquierda convocamos a movilizarnos desde la Plaza de San Miguel a Campo de Mayo contra la transformación de este viejo espacio de represión en una reserva natural –vía decreto- por parte del gobierno de Macri.

La creación de una reserva natural en Campo de Mayo forma parte de una política de olvido y de impunidad. Se inscribe en los operativos de “reconciliación” con las Fuerzas Armadas y reintroducción de éstas en la seguridad interior que el macrismo, desde su asunción, está empeñado en hacer avanzar (proyecto ESMA, 2x1, etc).

Esa política represiva incluye las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel en la Patagonia, la doctrina Chocobar que apaña el gatillo fácil de las fuerzas policiales, la autorización del uso de las pistolas Taser, la represión a las movilizaciones obreras y populares y la baja de la edad de imputabilidad y el ataque a los extranjeros.

Fue el kirchnerismo el que comenzó el camino de “resignificación” de los ex centros clandestinos con la entrega de los edificios de la ex Esma a La Cámpora y agrupaciones afines. Los funcionarios K celebraron asados electorales que fueron repudiados por todos los organismos de derechos humanos independientes. Posteriormente, la ex presidenta Cristina Kirchner designó al represor César Milani al frente del Ejército.

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, en una entrevista advirtió que “Campo de Mayo es un lugar emblemático y hay sobrevivientes que dan testimonio de lo que pasó ahí. Hay que mantener la memoria no solo en esos lugares sino también en la búsqueda de justicia. La mitad de ese predio no fue investigado, así que hay que preservarlo” (Página 12, 16/11/18).

En ese predio no solo funcionaron al menos cuatro centros clandestinos de detención, sino que también fue base de donde partieron los denominados vuelos de la muerte y hubo una maternidad clandestina para la apropiación de bebés. El artículo 5º del decreto firmado por Macri asegura que en la nueva reserva se “deberán garantizar la preservación de todos los sitios de memoria del terrorismo de Estado" y permitir "la realización de las investigaciones judiciales pertinentes”, pero tratándose de su gobierno, es como poner el zorro a cuidar al gallinero.

Campo de Mayo debe ser conservado y preservado tal cual está porque aún constituye medio de prueba para los procesos judiciales por los delitos de lesa humanidad que aún restan llevar adelante.

“No a la Reserva Natural, la memoria no se toca”. Prepararemos un 24 de marzo independiente y de lucha contra la impunidad de ayer y hoy, contra el ajuste y la represión, contra la baja de la edad de imputabilidad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios