fbnoscript
17 de abril de 2019

Otra provocación de Clarín: procesan a Pablo Viñas y lo embargan por más de $5 millones

Abajo la criminalización de los luchadores de AGR.

El juez Edmundo Rabbione, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 61, resolvió el procesamiento de del ex secretario general de la comisión interna de AGR-Clarín, Pablo Viñas. Es acusado de haber impedido la circulación de los diarios Clarín y Olé en enero de 2017, en pleno conflicto de AGR, cuando una multitudinaria movilización de apoyo rodeo la planta impresora de ubicada en Zepita.

En realidad, la imposibilidad de que se distribuyan los periódicos, como consta en las actas de gendarmería obrantes en el expediente, se debió a la negativa de prestar tareas de parte de los camioneros.

En estas actuaciones, nuestro compañero había sido sobreseído por el Juez Walter Candela, quien consideró que las acciones atribuidas a Viñas no configuraban el delito de impedir la libertad de prensa. Esta resolución fue apelada por Clarín y la Sala V de la Cámara de Apelaciones consideró que se debía proseguir la investigación.

El procesamiento que se ha arribado es en base a dos testimonios de empleados de Clarín que señalan a Pablo Viñas en el lugar (a pesar que se encontraba ocupando AGR, a varios kilómetros de distancia), en una acusación que parte del supuesto de que la convocatoria por parte de Pablo Viñas y otros trabajadores a un acto en la puerta de Zepita supondría un atentado a la libertad de prensa.

El fallo es obsceno al imponer un embargo de cinco millones doscientos mil pesos a Pablo Viñas ante posibles demandas civiles por los daños que ocasionó a la empresa la no distribución de los periódicos, centrando en él, de existir, la responsabilidad por las consecuencias de una multitudinaria movilización que excedía la participación de los trabajadores de AGR, acompañada por partidos políticos, organizaciones sindicales, sociales y estudiantiles.

Clarín promociona hoy desde sus páginas el procesamiento y embargo de quien fuera uno de los protagonistas de la lucha contra la patronal por el ilegítimo cierre empresarial, y lo exhibe como acto de amedrentamiento contra los trabajadores de prensa que hoy ha despedido el grupo.

La absolución de Pablo Viñas y de otros cuatro compañeros del taller que se encuentran imputados en otra causa es una lucha que debe encarar todo el movimiento obrero y los gremios gráfico y de prensa en especial, ante la imperiosa necesidad de derrotar el antecedente judicial que criminaliza una acción de lucha de los trabajadores e intenta, por esa vía, lograr la expropiación de sus posibles indemnizaciones a los trabajadores que despide.

 

Compartir

Comentarios