fbnoscript
21 de junio de 2019 | #1553

Audiencia pública y movilización masiva por Maxi y Darío

Miles de compañeros se dieron cita en Congreso, a una semana del acto en Puente Pueyrredón
Audiencia pública y movilización masiva por Maxi y Darío

La audiencia fue una contundente denuncia contra el aparato represivo y el poder político. BCM Ojo Obrero Fotografía.

A una semana de cumplirse 17 años de la masacre del Puente Pueyrredón, ocurrida bajo el gobierno de Eduardo Duhalde y Felipe Solá, se realizó la audiencia pública promovida por la diputada del Partido Obrero en el FIT en el Congreso Nacional, Romina Del Plá.
Participaron Mara Kosteki, Alberto y Leo Santillán (familiares de Maxi y Darío); Norita Cortiñas (de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Elsa Rodríguez (y su hija Vanesa), herida de gravedad cuando fuera asesinado nuestro compañero Mariano Ferreyra en 2010; Erica y Yoli Avalos, familiares de Darío Avalos, asesinado por una patota de la Uocra, bajo el gobierno de Cristina Kirchner; Mónica Alegre, madre de Luciano Arruga; Emilia Vasallo, mamá de Pablo Pali Alcorta, de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil; la Asociación de ex detenidos desaparecidos; Claudia Ferrero, de la Asociación de Profesionales en Lucha (Apel); Alejandrina Barry, por el Ceprodh; los diputados Mónica Shlotthauer, de IS; Néstor Pitrola, del PO (MC); Nathalia Gonzales Seligra (MC), del PTS, y dirigentes y militantes del Frente Popular Darío Santillán, el MTD, el FOL y el Polo Obrero.

La audiencia la abrió Romina Del Plá, recordando su propia participación hace 17 años en el piquete del Puente Alsina, como parte de los docentes de la Matanza que participaron de la jornada de lucha piquetera del 26 de junio del 2002. Y señaló la capitulación de la CTA y las organizaciones sociales y políticas Frenapo (de la centroizquierda), FTV, CCC y otros,  que se negaron a movilizarse el día después del asesinato de Maxi y Darío, bajo el argumento de no desestabilizar al gobierno.  

En la audiencia, los oradores que siguieron a la presentación de Romina Del Plá recorrieron la historia represiva de los últimos 40 años y la lucha de familiares y organizaciones sociales y políticas contra la impunidad, empezando por Norita, ese faro de la lucha de las Madres, que nos alentó a seguir luchando. Fue seguida por el relato de Leo, el hermano de Darío, que denunció al entonces gobernador Felipe Solá, a Aníbal Fernández (en ese momento, secretario general de la presidencia), el ex ministro de Justicia Jorge Vanossi, diciendo “que los asesinos de ayer no pueden ser los candidatos de hoy”. Señaló a los  responsables del   asesinato de los piqueteros Maxi y Darío, pasando  por Mariano, Luciano y los casos de gatillo fácil que ampara la doctrina Chocobar de Macri y Patricia Bullrich, como los asesinatos de los pibes de San Miguel del Monte y Silvia Maldonado en Santiago del Estero.

 

Todos y cada uno de los testimonios fueron llenando la audiencia de una gran emoción que se agrandaba al escuchar los miles de compañeros concentrados frente al Congreso, que llegaban marchando desde la Avenida 9 de Julio y  gritaban “piqueteros carajo”.
La audiencia la cerró Alberto Santillán, padre de Darío, reivindicando la militancia de su hijo y la lucha piquetera más vigente que nunca frente al ajuste, el hambre y la desocupación. Llamó a no votar a los responsables de la represión a las luchas populares. Mencionó a Felipe Solá y a Vanossi.        

La sola enumeración de los casos reflejados en la audiencia, que recorren la acción represiva del Estado desde la dictadura hasta nuestros días muestra, por un lado, la continuidad de un aparato represivo que nunca se desmanteló y, por el otro, explica la impunidad, que es el resultado de un régimen que se autoprotege y preserva para imponer una política contra los intereses populares.

Constituye una denuncia del régimen político de los ajustadores que hoy son el régimen del FMI y el del  pago de la de la deuda externa, de los Macri y Pichetto, pero también de los Fernández-Fernández y los Lavagna-Urtubey. 

El acto

Terminada la audiencia, se realizó un acto frente al Congreso ante más de 5.000 compañeros. Las denuncias y testimonios de familiares fueron nuevamente retumbando en las paredes del Congreso, que es una guarida de muchos de los denunciados que aún siguen impunes.

Hablaron en el acto la madre de Luciano Arruga; Marianela, del FOL; Mario del MTD, herido en el Puente en 2002; los familiares de Maxi y Darío; Romina Del Plá y Néstor Pitrola, dirigente histórico del Polo Obrero, que fue parte de aquella jornada piquetera junto al Bloque Piquetero Nacional. Néstor señaló: “Ese día en el Puente Pueyrredón tuvo lugar un operativo de represión para ahogar en sangre un movimiento masivo de lucha, que luchaba por pan, que luchaba por trabajo, que luchaba para que se vayan todos y trataron de ahogarlo en sangre y finalmente el que se tuvo que ir fue Duhalde”.

“Ellos, los familiares, han recordado que todos los responsables políticos están en la impunidad y tenemos un aparato represivo de un régimen de explotación. Y una Justicia cómplice de ese régimen de explotación”. Y añadió: “Esos responsables están presentes hoy en todas las listas del PJ y los partidos patronales”. Llamó, finalmente, a luchar por acabar con ese régimen de impunidad.

Fue una gran jornada que sirvió como antesala y convocatoria para llenar el puente de luchadores el próximo 26 de junio.

 

Compartir

Comentarios