fbnoscript
1 de julio de 2019

Represión contra vecinos que reclaman tierra y vivienda

En el Barrio Acuba – Lanús Oeste. Más de 50 detenidos

Ante una ocupación de tierras por parte de los vecinos en uno de los barrios más humildes y hacinados del distrito de Lanús, la repuesta de la gobernadora Vidal y de ministro de Seguridad Cristian Ritondo fue una represión con balas de goma y gases lacrimógenos que los efectivos policiales tiraban al cuerpo, lo que pudo cobrarse alguna vida. La represión arrancó por la mañana y continuaba hasta entrada la noche de la jornada.

La crisis habitacional del distrito lleva décadas. El barrio, ubicado a metros del Riachuelo, no tiene la menor obra de urbanización, con pozos, zanjas, y calles de barro y piedra. Es un retrato del abandono del gobierno de Vidal y el intendente Néstor Grindetti en materia de vivienda y urbanización. De esta realidad surge la profunda necesidad de los vecinos de poder obtener un pedazo de tierra para montar al menos una casilla, principalmente entre las familias jóvenes o quienes alquilan en el mismo barrio, que producto de la desocupación y los aumentos de alquileres ya no pueden sostener siquiera el pago de una viviendo ultraprecaria.

La ocupación de este terreno baldío enorme, pegado al barrio Acuba, buscaba además, poner fin a una zona liberada, donde los chicos y mujeres sufren robos y todo tipo de acosos.

Grupos comando contra menores

La policía actuó con grupos comandos, tirando paredes y puertas para llevarse detenidos a menores y vecinos que incluso no estaban en la ocupación. Realizaron una verdadera cacería, que tuvo por resultado más de 50 detenidos mediante abusos policiales, que actuaron con completa impunidad. Los gases al centro del barrio ingresaban a las casas y descomponía a bebes y niños. Un verdadero desastre que tiene responsables políticos claros.

Responsabilizamos por todos los daños a la salud y por el peligro a la integridad de todos los vecinos a Vidal, Ritondo, y al intendente Grindetti y su segundo Diego Kravetz; recordemos que este último, al frente de la secretaría de seguridad de Lanús, reprimió hace un tiempo un comedor popular con gases lacrimógenes y balazos, hiriendo a varios chicos.

Tierra, vivienda y trabajo

Es necesario elaborar un plan de urbanización de todo el barrio Acuba y de construcción de viviendas que esté bajo el control de los vecinos, elaborando un empadronamiento de desocupados del barrio y alrededores que sean contratados bajo convenio de la construcción.

Para arrancarle al Estado estas reivindicaciones legítimas hay que organizar un cuerpo de delegados por manzana que organice y movilice a todo el barrio.

Exigimos el inmediato retiro de la policía, y que cese de inmediato la represión.

 

Compartir

Comentarios