fbnoscript
30 de julio de 2019

Justicia por Santiago Maldonado, no al cierre de la causa

A 2 años de su desaparición seguida de muerte, este 1º de Agosto todos a la Plaza de Mayo
Por Rayu Alaniz
abogada querellante en la Causa Maldonado y candidata a Senadora por FIT-U en CABA, APEL (Asociación de Profesionales en Lucha)

El 1 de agosto se cumple el segundo aniversario de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado que fue consecuencia de un brutal ataque contra la comunidad mapuche que se manifestaba cortando la ruta  como medida de protesta para que el magnate Benetton les devuelva sus tierras.

La represión fue llevada adelante por la Gendarmería Nacional con la presencia en el lugar del Jefe de gabinete de Seguridad, Pablo Noceti (quien fuera luego “premiado” con un ascenso). Desde el minuto uno, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, salió a respaldar el accionar de la Gendarmería que además de su violencia desmedida, se realizó sin ninguna orden judicial. A pesar de los testimonios y filmaciones existentes, el gobierno de Mauricio Macri en su conjunto bancó el accionar represivo montando para ello una campaña mediática de desprestigio hacia el propio Santiago, su familia y los organismos de derechos humanos que reclamaban por la aparición con vida. Unos pocos meses después, en medio de un operativo represivo para desalojar a otra comunidad mapuche, Lafken Winkul Mapu, fue cobardemente asesinado por la espalda Rafael Nahuel a manos de Prefectura. Su crimen, como el de Santiago, sigue impune.

El recuerdo de los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos reapareció en el escenario y la respuesta popular fue contundente: cientos de miles nos lanzamos a las calles para exigir la aparición con vida. En todo el país y en el exterior se realizaron expresiones artísticas, actos y movilizaciones que llegaron a copar la Plaza de Mayo con un solo reclamo, primero la aparición con vida, luego, Justicia por Santiago.

77 días después de la desaparición de Santiago, su cuerpo fue hallado en el río Chubut, lugar que había rastrillado 4 veces, sin que se pueda explicar por qué ahora sí estaba allí el cadáver. Ese mismo día, y bajo la veda electoral, el Partido Obrero, como tantos  otros, nos movilizamos a la Plaza de Mayo para exigir el esclarecimiento del crimen.

La causa en la actualidad

Desde el inicio de la causa, el expediente tuvo un seguimiento irregular tendiente a la impunidad. Tanto el juez Guido Otranto, como su reemplazante Gustavo Lleral trabajaron en ese sentido. Los allanamientos a la Gendarmería fueron avisados lo que permitió que se lavasen todos los vehículos utilizados en la represión, borrado información de teléfonos celulares de los gendarmes, no se autorizó a realizar la geolocalización y se negó el secuestro de los celulares de Noceti conforme lo pidió la querella de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos que patrocinamos.

Con el cierre de causa decretado por Lleral, los querellantes apelamos la decisión ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia y transcurridos 7 meses desde la audiencia, los jueces siguen sin resolver. En esa audiencia se retrataron las irregularidades de la causa, poniendo de resalto que la autopsia no era determinante porque de la misma surgían incongruencias. Tampoco se permitió peritar, de entre las pertenencias de Santiago, los billetes que se mantenían intactos. 

El reforzamiento del aparato represivo

Hace pocos días el gobierno de Macri creó por decreto el “Servicio Cívico Voluntario en Valores”. El mismo busca un “ámbito de cohesión e integración social, dirigido a jóvenes de 16 a 20 años de edad que se inscriban voluntariamente” que “tendrá por objeto brindar capacitación en valores democráticos y republicanos…”. Funcionará bajo la órbita de la Gendarmería, la fuerza que de décadas a esta parte ha sido una de las principales encargadas de llevar adelante la represión en nuestro país y autora material de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.

El gobierno pretende regimentar a la juventud que quiere estudiar o trabajar; la Gendarmería no puede brindar valor democrático alguno ya que su razón de ser es esencialmente defender a un régimen donde una ínfima minoría se beneficia del trabajo de la inmensa mayoría de la sociedad.

Uno de los cinco puntos en los cuales funcionarán los “centros de formación” es en Bariloche, en el Escuadrón 34 de Gendarmería. Que sea en la ciudad donde las fuerzas represivas al mando de Bullrich asesinaron a Rafael Nahuel parece el corolario de lo que pretende el gobierno nacional.

Bolzonarización del proceso electoral

La demagogia electoral-represiva no es moneda exclusiva del gobierno de Macri. Hace pocos días se conoció el spot electoral de Fernando Espinoza del Frente de Todos, donde afirmaba que ya tenía el compromiso de Alberto Fernández y Axel Kicillof, que en caso de ganar, volverían a mandar a la Gendarmería al partido de la Matanza. 

Recientemente, Dario Lopérfido, quien negara la desaparición de 30.000 compañeros durante la última dictadura, se mofó de la muerte de Maldonado ante la publicación de Gabriel Solano de la convocatoria a la marcha por justicia. “Hay una cárcel para ríos?” tuiteó. Tampoco hubo una cárcel para el Río de la Plata, pero la movilización popular terminó metiendo en cana a Rafael Videla, entre otras cosas, por los vuelos de la muerte. 

Este jueves 1° de agosto, desde el Partido Obrero acompañaremos el reclamo de los familiares de Santiago Maldonado movilizándonos con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, a la Plaza de Mayo, junto con decenas de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, de desocupados y partidos políticos.

Compartir

Comentarios