fbnoscript
20 de agosto de 2019

Los efectos de la doctrina Chocobar: escándalo por el asesinato perpetrado por la Policía de la Ciudad

Gabriel Solano presenta pedido de informes en la Legislatura Porteña

El lunes 19 de agosto un efectivo de la policía de la Ciudad golpeó brutalmente a Jorge Gómez en el pecho, cuando cayó se golpeó la cabeza contra el asfalto y horas más tardes murió en la guardia del hospital Ramos Mejía, al que fue trasladado de urgencia por el SAME. De esta manera un brutal operativo de la Policía de la Ciudad termina con la muerte de un vecino del barrio de San Cristobal de 40 años de edad.

El hecho fue registrado por una cámara de seguridad de la zona de Carlos Calvo 2600, el video se viralizó por las redes sociales en poco tiempo. Aquí se muestra la brutalidad del hecho que tiene nuevamente en el foco a efectivos de la policía de la Ciudad. En el mismo se ve a la víctima totalmente en soledad respondiendo a las órdenes de cuatro efectivos de la policía y desarmado con las manos detrás de la espalda. Segundos después, el inspector de la policía de la Ciudad Esteban Armando Ramírez le pegó una patada frontal entre el estómago y el pecho. Fuentes de la policía aseguraron que Gómez extrajo un arma blanca, aunque esto no se ve en el video.

El secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, informó que "no se utilizó ningún elemento contundente. Ni la tonfa, ni un arma letal. Se le dio una patada para mantener distancia, para luego reducirlo”. De esta manera las palabras del funcionario solo sirven para minimizar los alcances de la doctrina represiva que lleva adelante la Policía de la Ciudad y todos los aparatos de represión del estado.

Se trata de un claro caso de abuso y brutalidad policial. Este accionar es moneda corriente en la Policía de la Ciudad y los utiliza contra personas en situación de calle, vendedores ambulantes, músicos callejeros y la juventud. Se trata del amedrentamiento sistemático de un Estado represivo contra la población, especialmente la más vulnerable.

Desde la banca de Gabriel Solano del Frente de Izquierda en la legislatura Porteña presentamos un pedido de informes para que el Ministerio de Seguridad responda sobre esta situación y determinar las responsabilidades del caso.

  

En esta nota:

Compartir

Comentarios