fbnoscript
29 de marzo de 2020

Abajo el abuso policial en Bariloche

La represión como respuesta a las demandas sociales.
Por Corresponsal

La represión como respuesta a las demandas socialesEn consonancia con lo que está ocurriendo en distintas localidades de la provincia, se han multiplicado las denuncias de vecinos de Bariloche, por violencia institucional, contra la Policía de Río Negro. En las últimas horas se ha pronunciado el Comité Municipal contra la Tortura, el cual recibió varias denuncias de violencia policial, particularmente, de los habitantes de la zona del Alto. 

Esto se suma a la fuerte represión que ocurrió en el Penal 3 de esta localidad, el jueves 19 de marzo, cuando los internos reclamaban mejoras en las condiciones de higiene y elementos de seguridad ante la pandemia del coronavirus.

La situación del penal es cada vez más preocupante. Hacia principios de febrero hubo un fuerte reclamo por parte de un grupo de internos ante la falta de alimentos y la cancelación de los distintos talleres que se brindaban. Exigimos urgente que se atiendan estos reclamos.

El hostigamiento, el maltrato verbal y físico, y los abusos de autoridad por parte de las fuerzas de seguridad en Bariloche van de la mano de la doctrina represiva que se ha impuesto tácitamente en todo el país, respaldado por un fuerte discurso punitivista por parte del Poder Ejecutivo Nacional en los medios de comunicación. A esto se suma el ensañamiento que hay en las redes sociales hacia quienes incumplen el aislamiento obligatorio. Los hechos de represión se suceden día tras día en una escalada de violencia desde las distintas fuerzas de seguridad, el cual pareciera no tener límites.

Además de la violencia institucional, la falta de servicios en los barrios y ahora el agravante de la suspensión de varios comedores escolares se ha convertido en una situación sumamente problemática para los vecinos del Alto de Bariloche. El gobierno provincial ha implementado un deficiente sistema de reparto de módulos alimenticios, los cuales no satisfacen las necesidades de básicas, a través de los distintos Centro de Atención y Articulación Territorial (CAAT), que dependen del municipio. La desorganización y la falta de información hacen que varias familias se reúnan en las puertas de estas dependencias, aun a riesgo de su propia salud, exigiendo la cuota alimentaria. El miércoles pasado se produjo la detención de una persona que, habiendo ingresado en una de estas dependencias, llevaba distintos productos cárnicos, entre otros.

Desde el Partido Obrero advertimos que el Aislamiento Obligatorio ha devenido en un estado de sitio no declarado, dando rienda libre a la represión policial. De ahí nuestro pedido de que se retire a la policía de los barrios y se conformen comités de higiene y seguridad de trabajadores y vecinos.

Demandamos el no pago de la deuda y destinar esos fondos para salario, trabajo, salud, educación y vivienda, no para el Fondo Monetario. Por un sistema nacional de salud público y de calidad a cargo del Estado. Por una cobertura de salud gratuita e integral estatal. Nacionalización sin pago de los laboratorios privados, que lucran con la salud del pueblo. 

 

Compartir

Comentarios