fbnoscript
10 de mayo de 2020

La policía de Santa Cruz tortura a dos mujeres y militantes

En la ciudad de Puerto San Julián fueron detenidas arbitrariamente, golpeadas y vejadas en la calle y en la comisaría.

Dos mujeres de la ciudad santacruceña de Puerto San Julián, militantes del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU), fueron retiradas de su hogar este sábado 9 por agentes de la policía provincial, quienes las golpearon en la calle y continuaron torturándolas en la comisaría.

El comunicado de denuncia de una organización de mujeres de la localidad señala que las compañeras fueron atacadas por policías varones que ingresaron a su hogar, sin ninguna orden de allanamiento y con el pretexto de una denuncia por “ruidos molestos”. La violencia comenzó sacándolas de su casa para golpearlas contra el pavimento de la calle, para luego ser sometidas por agentes mujeres.

Tras ello fueron llevadas a la Comisaria 1º, donde una de ellas fue ingresada al calabozo, y a otra la mantuvieron en el patio “1 hora y media a la intemperie, donde continuaron golpeándola y mojándola con el único fin de torturarla fisca y psicológicamente”, denuncia el comunicado.

Una vez en el calabozo, la policía continuó con la tortura ingresando cada 20 minutos para seguir golpeándolas, con las caras tapadas por los barbijos; también les ofrecían agua que luego terminaban arrojándoles a la cara. amenazando con que si ellas denunciaban la tortura sería peor.

No es la primera vez que se denuncian hechos de estas características. A su turno, es esta misma policía la que está siendo investigada por los femicidios de Liseth Barrera en Gobernador Gregores y Jesica Minaglia en Comandante Piedra Buena.

El Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero de Santa Cruz repudió en un comunicado el secuestro y tortura, responsabilizando al Estado en general y al gobierno de Santa Cruz en particular, así como al ministro de Seguridad Lisandro de La Torre,  por la integridad y la vida de estas compañeras.

A su turno, exige que se abra inmediatamente una investigación de la Comisaria 1º para conocer a los responsables de la tortura, ya que estos no se identificaron y se taparon la cara con los barbijos en todo momento; la separación ya del comisario a cargo de la unidad y de los agentes involucrados en ese turno; y una investigación a cargo de una comisión independiente, con la participación de referentes sociales y abogados en materia de derechos humanos y género, sin participación de la policía.

El marco de la cuarentena ha dado lugar a un agravamiento de la violencia contra las mujeres, y de la protagonizada por las fuerzas represivas contra ellas, el movimiento popular y la juventud de los barrios populares. Es preciso derrotar esta avanzada con la organización independiente del Estado represor.

En esta nota:

Compartir