fbnoscript
3 de junio de 2020

Brutal golpiza policial a un camionero de Madariaga

Como en el Chaco (contra jóvenes Qom y un camionero), en Tucumán contra Espinoza y en Minneapolis contra George Floyd.

El  pasado domingo por la tarde el camionero Fabián Andina de la localidad de Madariaga, cercana a Pinamar, fue a cargar combustible y en el camino involuntariamente pisó un cono de un operativo de control lo que valió ser seguido por un patrullero hasta la estación de servicio, como no traía encima el permiso para circular regresó, escoltado por la policía, al galpón donde tenía la constancia de circulación.

Un altercado con otro operativo policial que le impedía el paso fue la excusa para desatar la furia policial y tomarlo a golpes al llegar al galpón.

Un video grabado por la esposa del camionero es el testimonio de la brutalidad de la golpiza que le daban mientras a los gritos Fabián rogaba que no le pegaran más. Fruto de los golpes el camionero terminó en el hospital de Madariaga con un cuadro de hipertensión arterial (llegó a 22), desprendimiento de retina y por supuesto su cuerpo lleno de laceraciones.

En unos pocos días vimos el resultado de la acción policial que en el caso de EE.UU. se llevó la vida de George Floyd, en el Chaco contra jóvenes Qom y días después contra un camionero; en Tucumán contra un trabajador rural que apareció muerto por una bala policial luego de haberlo mantenido desaparecido; ahora es la policía de Berni y Kicillof, contra este trabajador de Madariaga. Pero estos hechos no son excepciones, son la regla; la cuarentena ha cebado a las fuerzas represivas contra los trabajadores. Los videos que testimonian la brutalidad policial espantan y sublevan y es lo que ha provocado la pueblada en EE.UU.

La brutalidad policial se hace en las barbas de los gobiernos porque es funcional al propósito de que los trabajadores acepten las pérdidas de sus condiciones de vida a cuenta de la crisis que la pandemia agudizó. Está en el marco de las fuertes presiones para levantar la cuarentena sin las condiciones para hacerlo.

Repudiamos la represión, hacemos responsable a Capitanich, Kicillof y al gobierno nacional. Organicemos nuestra propia “pueblada” contra la represión, el hambre y la desocupación.

 

Compartir