fbnoscript
6 de junio de 2020

Córdoba: audiencia Pública por la libertad sindical y contra las imputaciones

En una Córdoba movilizada, donde cientos de trabajadores han ganado las calles contra los ataques sistemáticos de Schiaretti y los intendentes, enfrentando incluso la política estatal de persecución y judicialización de la actividad sindical y la lucha social, la legisladora del Frente de Izquierda, Soledad Díaz, convoca para el próximo jueves 11 de junio una audiencia pública contra las imputaciones a los trabajadores, contra la represión y persecución a los luchadores sociales, y por el derecho a la libertad sindical. Participaran importantes representaciones de organizaciones sindicales, piqueteras y sociales.

Las imputaciones a los médicos del geriátrico de Saldán, por el delito de contagio intencional, son parte de una avanzada integral contra el conjunto del movimiento obrero cordobés. El descomunal operativo policial contra los municipales de Jesús María, que fueron a la acción por el cumplimiento de la paritaria firmada, fue el anticipo de una seguidilla de ataques a la movilización popular. En las últimas semanas asistimos a las imputaciones de más de una decena de trabajadores municipales de Córdoba, por movilizarse contra el recorte salarial del 15%. Otras tantas imputaciones se han impuesto sobre choferes de UTA también por manifestarse por la falta de pago tras tres semanas de paro.

Mientras tanto, crecen los operativos policiales sobre las protestas sociales. Con un gran operativo policial el gobierno desarticuló la segunda movilización de los feriantes que reclamaban ante la desocupación forzosa. En la misma línea se dispuso una política de amedrentamientos en las diferentes acciones que el Polo Obrero llevó adelante frente el Ministerio de Desarrollo Social, y una fuerte regimentación en las barriadas. A la vez que la Asamblea Ni Una Menos denuncia el hostigamiento policial sufrido en el marco de una concentración frente al Polo Integral de la Mujer para reclamar medidas ante el incremento de la violencia.

Para perseguir y regimentar al movimiento obrero, el gobierno pone de excusa el aislamiento. La manipulación del pasaje a fase 3 de la cuarentena por cinco días, cuyo propósito fue aprobar el robo a los jubilados, expone de cuerpo entero la impostura gubernamental. La perfidia es absoluta si tenemos en cuenta que es el gobierno de Schiaretti quién ha habilitado el funcionamiento de más de 200 fábricas levantando objetivamente la cuarentena para el 82% de los trabajadores.

Estamos ante un intento deliberado por perpetuar un régimen de excepción para imponer la agenda capitalista contra la clase obrera. Esta orientación fue ampliamente ratificada por Schiaretti, quien en su discurso del lunes pasado, centró el ataque en las grandes movilizaciones, y apuntó contra cualquier tipo de protesta social.

Las crecientes movilizaciones obreras y populares han resquebrajado las pretensiones represivas. Contra las imputaciones al personal de salud se levantaron dos caravanas masivas que tendrán su continuidad el 9 y 10 de junio en una nueva jornada. Las imputaciones sobre municipales y choferes, fueron repelidas por la acción directa impuestas en los lugares de trabajo, que en el caso de los municipales confluyeron en dos masivas movilizaciones y una persistente tendencia a la lucha. También las organizaciones de jubilados y agrupaciones combativas realizaron un importante “cabildo” ante la Caja de Jubilaciones. De igual modo, el movimiento de mujeres realizó una enorme movilización el 3J donde unos de los reclamos centrales fue el rechazo al pago de la deuda.

La Audiencia Pública convocada por el Frente de Izquierda actúa sobre esta tendencia a la movilización, que supera las maniobras burocráticas y judiciales, y apunta a reforzar una acción del movimiento obrero para golpear sobre la política represiva del gobierno provincial y los municipales. Esta será una instancia para reforzar la acción nacional de lucha definida por el Plenario del Sindicalismo Combativo el próximo 16 de junio.

 

Compartir