Acto por justicia por Luis Espinoza en la Plaza Independencia de Tucumán

El Partido Obrero y otras fuerzas de izquierda convocaron junto a los familiares

El martes 14 a la mañana, el Partido Obrero, el MST, el PTS y organizaciones de derechos humanos acompañaron a los familiares de Luis Espinoza en un reclamo por justicia a dos meses de asesinato.

En Plaza independencia se realizó un acto en el que Claudia Espinoza, hermana de Luis, denunció que en los últimos días se dejó en libertad a un civil implicado en el asesinato. Se trata de un vigía sobre el cual recae la sospecha de haber sido el que “entregó” a Luis Espinoza y lo señaló como autor de algún tipo de ilícito, materia de la cual no existe prueba alguna y los familiares niegan rotundamente. Tanto la madre como la hermana de Luis denunciaron los intentos de parte del vicegobernador Osvaldo Jaldo de entregarles prebendas para que no continúen con la denuncia y dejen “todo en manos de la justicia”, famoso eufemismo para enterrar una causa que pone incómodos al poder político y a la policía. Se trata de una práctica habitual de parte del gobierno, la entrega de prebendas a los familiares de víctimas del gatillo fácil o de cualquier abuso policía. Para los policías que continúan detenidos funciona una caja secreta de la cual disponen los altos mandos policiales para callar a su propia tropa para evitar arrepentidos y quebrados.

En la jornada hizo uso de la palabra Gabriela Gramajo en nombre del Partido Obrero para llevar adelante nuevamente la denuncia de los abusos policiales en los barrios y especialmente contra la juventud y las mujeres. Se escuchó fuerte la denuncia de la desprotección en la cual se encuentran muchas mujeres en situación de violencia y que el estado abandona sin más. En el acto también exigimos justicia por Ceferino Nadal y el inmediato encarcelamiento de los efectivos implicados en su asesinato, esta denuncia es fundamental ya que por estos los familiares de Nadal han denunciado que se les impide el acceso a la autopsia que finalmente corroboraría que Ceferino fue muerto por la brutalidad policial con que fue tratado. La consigna de fuera Maley es cada día mas vigente.

La brutalidad policial no ha cesado en la provincia durante la cuarentena, es más, se ha incrementado notoriamente como parte de un plan general de regimentación de conflictos provinciales producto de la miseria reinante. Desde el Partido Obrero hemos denunciado sistemáticamente los abusos policiales y la necesidad de sostener la cuarentena como forma de salvaguardar a la clase obrera de posibles contagios. Ninguna represión ayuda a combatir una pandemia.

 

También te puede interesar:

La presencia del policía emblema del gatillo fácil en la institución fue repudiada por las delegaciones sindicales.
Gran jornada de lucha junto al Plenario del Sindicalismo Combativo.
Hacia el XXVII Congreso del Partido Obrero.
El gobierno sigue sin considerar esenciales a las más de 40 mil familias que dependen de la cosecha del limón.
El fiscal cambió la carátula de “homicidio calificado” a “homicidio por exceso en el ejercicio de su cargo”.