Basta de abuso y violencia policial contra la familia de Ezequiel Bazán y Laura Ríos

La Bonaerense le armó al joven una causa trucha e irrumpió violentamente en su casa para borrar pruebas.

Corresponsal

Hoy por la madrugada la policía ingresó violentamente en la casa de Laura Ríos, luchadora contra el gatillo fácil. Detuvieron a su hijo, Ezequiel Bazán, destrozando la casa en el proceso. Además, se llevaron teléfonos y dispositivos importantísimos en la investigación que la familia lleva de forma independiente respecto de la causa armada por la Bonaerense contra Ezequiel, cuyo veredicto se espera para el miércoles 22 de junio. Una causa llena de contradicciones que desnuda un intento de amordazar a Laura en sus denuncias.

El hecho es a todas luces una nueva represalia por la enorme lucha que están llevando a adelante por la absolución a Ezequiel. Misma lucha que había conseguido que el joven pudiera esperar el juicio en su domicilio, dados sus problemas de salud. Estos hechos refuerzan la necesidad de pelear por la absolución de Ezequiel y rodear de más solidaridad a su madre en la búsqueda de justicia.

El Estado impulsa un reforzamiento del aparato represivo para intentar regimentar a los trabajadores para que no luchen por sus reivindicaciones. Es por ello que avala y garantiza la impunidad frente a los abusos policiales. Solo con la lucha y la organización independiente de los trabajadores podemos enfrentar estas ofensivas de la clase dominante y sus representantes en los poderes del Estado.

Desde el Partido Obrero apoyamos a la familia de Ezequiel y repudiamos el hostigamiento del que son víctimas. Libertad para Ezequiel Bazán. Basta de causas armadas. Investigación a los responsables de las irregularidades. Basta de persecución y abuso policial.