Neuquén

Caso Tecker: importante paso contra la impunidad policial

Un valioso precedente para enfrentar el ajuste y la represión.

El 20 de octubre se realizó la audiencia en donde se dio lectura a la sentencia del juicio contra cinco policías neuquinos que sometieron a torturas, vejaciones y lesiones graves a Roberto Tecker y Martina Baez. Los hechos sucedieron en 2019, en momento en que compartían una cerveza en una plaza.

La policía los sometió a torturas y Roberto debió ser hospitalizado a riesgo de poner en riesgo su vida por las graves lesiones recibidas.

Luego de tres años de una intensa lucha de su familia, la querella y las organizaciones que acompañamos esta causa, se logró este veredicto que representa un gran paso. Una victoria contra la impunidad policial. Los 4 policías fueron encontrados penalmente responsables por el delito de vejaciones y lesiones graves y otro solamente por vejaciones.

Queda en los próximos días el juicio de cesura, donde se va a determinar la cuantía de la pena. Pero en función de la calificación del tipo legal, los policías tendrán una condena a prisión efectiva. Por lo tanto la movilización y la lucha siguen porque este juicio es contra toda una institución que está al pie del cañón de la represión a la juventud y a los trabajadores.

Este caso en un valioso precedente que le pone un coto a la impunidad policial, es un mensaje contra la impunidad. Sobre todo en un cuadro de ajuste y luchas en las calles donde la represión policial es un instrumento del Estado para contener y aplastar la movilización.

Este fallo logrado, asimismo que señala que sobre la base de la organización y la lucha, podemos enfrentar al Estado y sus instituciones.

También te puede interesar:

El gobierno de Schiaretti valló puentes, plaza Vélez Sarsfield y el Patio Olmos.
Con más fuerza, vamos a la marcha del orgullo el 11 de diciembre.
Viernes 3 movilización en Corrientes.
Desarrollemos a fondo una movilización de frente único con independencia de los gobiernos ajustadores.
Es en el marco de un allanamiento ilegal realizado por Gendarmería en 2017 en el lof Campo Maripe.