Chacabuco: bloquean las redes sociales del Partido Obrero

A raíz de una nota de opinión de una compañera del Partido Obrero de la localidad bonaerense de Chacabuco, posteada en el día de ayer en nuestras redes sociales, que denunciaba la inacción del Consejo Social local, y el municipio que encabeza el intendente Víctor Aiola (Cambiemos), en la entrega de alimentos y kits sanitarios en varios barrios de la ciudad desde el inicio de la cuarentena, las páginas oficiales del Partido Obrero han sido sorpresivamente bloqueadas (Partido Obrero Chacabuco y PO Chacabuco en Facebook).


Este ataque a las libertades democráticas y la censura hacia nuestra organización se producen en el marco del ciberpatrullaje, que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, anunció con bombos y platillos en una conferencia de prensa, con el falaz argumento de que servirían para “medir el humor social” en las redes -recordemos el caso del joven que fue “visitado” en su domicilio por manifestar su descontento en Twitter.


Lejos de medir el humor social, algo que por otra parte podría hacerse con una simple encuesta de opinión o un focus group, estos ciberpatrullajes no son otra cosa que la injerencia y coerción del Estado sobre la opinión de amplios sectores de la población. Buscan tapar el crecimiento exponencial de la miseria, la creciente desocupación, las penurias de familias enteras que dependen de un bono miserable de 10 mil pesos, a cobrar recién en mayo y que no alcanza para alimentarse más allá de una semana.


La columna de opinión, que reprodujimos en nuestras redes, denunciaba la falta de ayuda social y económica de la que son víctimas centenares de compañeros y compañeras desocupadas, trabajadores tercerizados, jubilados y changarines, en los barrios populares de Chacabuco. La creación, bajo la tutela del municipio, de un Consejo Social que incluye a la oposición (PJ), sindicatos municipales, ATE, la Iglesia y Organizaciones No Gubernamentales, no ha resuelto los graves problemas que aquejan a este importante sector de la población local.


Horas antes de esta censura, Sergio Palmieri, referente molinero e integrante del Consejo Social, se despachó en varios medios locales con un ataque a nuestro partido, intentando  correr el eje del debate, negando las denuncias y ensayando una defensa incondicional del armado del municipio.


Llamamos a todas las agrupaciones democráticas, organismos de derechos humanos y sectores populares de Chacabuco a repudiar este acto de censura contra nuestra organización. 



 

También te puede interesar: