Clara Anahí

Por Jacyn


La nieta de Chicha Mariani fue apropiada por una patota a cargo de Ramón Camps, uno de los represores más feroces de la dictadura militar, responsable de la Noche de los Lápices y del secuestro del periodista Jacobo Timerman, entre otros. En el denominado “circuito Camps”, que tenía epicentro en La Plata, desaparecieron cinco mil personas. Camps murió en 1994. Antes había sido indultado por Carlos Menem.


 


Clara Anahí tenía apenas tres meses de vida cuando la patota atacó la casa de sus padres. Asesinaron a su madre y a otros militantes montoneros que opusieron una dura resistencia al asalto.


 


La búsqueda de su abuela Chicha, a partir de ese momento, fue incansable. En 1977, en plena represión, participó de la reunión fundacional de Abuelas junto a “Licha” De la Cuadra, Mirta Baravalle y otras nueve compañeras. Estela de Carlotto se integraría poco después. Chicha presidió Abuelas entre 1983 y 1989, cuando se apartó por diferencias políticas y creó la Fundación Anahí.

También te puede interesar:

Movilizaciones en Jujuy contra la impunidad que todos los gobiernos le garantizaron a los Blaquier.
A 60 años de la muerte del dictador dominicano.
Declaró la compañera Margarita Tapia, quien fuera detenida junto a su esposo en la comisaría 7ma de Las Heras durante la última dictadura militar.
El represor dejará la cárcel común y gozará del beneficio de prisión domiciliaria.
Tapa de Prensa Obrera N°1617