Continúa la lucha por la ex Cruz Azul

Luego de varias movilizaciones contra el cierre de la Clínica ex Cruz Azul por parte de la empresa gerenciadora Cibsa, se llegó al fin al cierre de la misma, por decisión del juez, que ordenó el desalojo el martes 22 de junio.


A lo largo del conflicto los trabajadores recibieron la solidaridad activa por parte del PO, que en todo momento planteó el no al cierre, pero delimitándose de la patronal, que ponía a los trabajadores como ariete en defensa de su bolsillo, mientras pagaba con cuentagotas a sus empleados.


La decisión de los trabajadores y el PO de permanecer en el edificio y resistir el desalojo fue reprimida brutalmente por la Policía Bonaerense, que golpeó a diestra y siniestra sin respetar ni siquiera a las mujeres, que eran amplia mayoría dentro del recinto.


Los compañeros Julio Sena y Julio Bargués, del PO, fueron llevados detenidos y trasladados a la ciudad de Navarro por el temor de la Policía y el juez de que ocurriese algún tipo de manifestación frente a la comisaría, en tanto que el delegado gremial Daniel Díaz fue internado en el hospital público debido a que sufrió un preinfarto en el transcurso de la represión.


24 horas más tarde, nuestros compañeros fueron liberados y una movilización de treinta compañeros del Partido y el Polo avanzó por las calles de Mercedes rumbo a la clínica para continuar la lucha por la reapertura. Allí fueron recibidos por los ex empleados, entre abrazos de júbilo, al grito de “el pueblo unido jamás será vencido”.


Desde el Partido Obrero hemos explicado este conflicto con dos perspectivas: primero, la defensa de los puestos de trabajo de 50 compañeros y, segundo, la defensa de la salud pública ante un hospital público totalmente colapsado que queda como única opción de atención sanitaria.


Continuamos esta lucha con los siguientes objetivos: 1) desprocesamiento de todos los compañeros; 2) reapertura de la clínica con todos los trabajadores adentro, ni un solo despido; 3) pago de los sueldos atrasados y restitución de los derechos de los trabajadores avasallados a lo largo de estos años.


 

También te puede interesar:

Un triunfo del activismo y los trabajadores contra la regimentación de la protesta.
El 18 de octubre comenzaría el juicio a los manifestantes del 18 de diciembre de 2017 contra el robo a los jubilados