Continúa la lucha por la libertad para Ezequiel Bazán

Movilizamos a tribunales de Morón el martes14 a las 10.30hs.

Ezequiel Bazán se encuentra detenido, víctima de una causa armada por la policía bonaerense, desde el 4 de junio del pasado año. Aquella noche, cuando el joven se encontraba de regreso a su casa en el distrito de Merlo, fue interceptado por un automóvil Ford Falcon con tres policías de civil armados quienes, sin mediar palabra y sin identificarse, lo bajaron de su camioneta y lo golpearon. A continuación móviles policiales arribaron al lugar y Ezequiel fue arrestado y trasladado a la Comisaría 1ra de Merlo. Posteriormente se le inició una causa caratulada como “robo agravado por el uso de arma de fuego” que está plagada de contradicciones y convalida el accionar ilegal por parte de la policía.

La defensa solicitó la nulidad del acta de procedimiento y detención, ya que la familia de Ezequiel realizó una investigación por su cuenta en la que demostraron que el joven no se encontraba cerca del lugar del robo y que las modulaciones de las oficiales de policía no concuerdan con el acta de detención. Además de ello, en una entrevista con Laura Ríos, la mamá de Ezequiel, ella relató que “existe un testigo que declaró en la comisaría que, a pesar de ser citado en varias oportunidades, jamás se presentó a ratificar en la fiscalía. Queremos que ese testigo se presente en el juicio y dé su testimonio, y si ello no ocurre, que se anule el acta de detención por ser falsa”.

Sin embargo la fiscalía no dio lugar a dicha solicitud y dispuso el comienzo de la etapa de juicio. El mismo tendrá lugar en un debate oral y público a realizarse el próximo 17 y 18 de marzo. Al mismo tiempo, la fiscalía ofreció una condena abreviada de 7 años, a lo que Laura exclama ”¡es una locura! porque Ezequiel se encuentra totalmente ajeno a la acusación descabellada de ‘robo agravado por el uso de arma de fuego’ que hace la fiscal de la UFI N°5 de Morón avalando la mentirosa versión policial».

Sobre Ezequiel, su madre expresó que “dentro de todo lo malo se encuentra bien y tiene mucha contención de su familia”. El joven se encuentra recibiendo estrictos tratamientos médicos para sus problemas de salud -que se vieron agravados por las condiciones inhumanas en las que se encontraba detenido- gracias a que en el mes de mayo “después de tanta lucha logramos el arresto domiciliario”.

En anteriores oportunidades, Laura ha denunciado que la causa armada en contra de su hijo Ezequiel es una venganza contra su lucha contra las causas armadas y el gatillo fácil. Lucha que comenzó con el asesinato a sangre fría de su hermano, Franco Quintero, a manos de la policía local de Paso del Rey y con la cual se fue ganando la enemistad de la policía de la zona. Al respecto expresó que “nos destruyeron la vida, es muy feo pasar por esta situación de hostigamiento constante y persecución. Desde que mataron a mi hermano nuestra vida con la policía se convirtió en un infierno”.

En este punto vale aclarar que es el propio Estado quien avala y garantiza la impunidad frente a los abusos policiales. Los sucesivos gobiernos vienen aumentando año tras año los presupuestos destinados a las fuerzas represivas y proveyéndoles con equipamiento -mientras que recortan en salud, educación y prestaciones sociales-, y sin embargo la inseguridad aumenta y los abusos policiales se multiplican. El delito organizado, el narcotráfico, la trata de personas, etcétera, operan bajo la protección de las cúpulas policiales. Otra cuestión que refleja la podredumbre del aparato policial son los casos de gatillo fácil. Según Correpi, cada 20 horas una persona es asesinada a manos de las fuerzas represivas del Estado argentino. El reciente asesinato de Lucas González ha puesto de relieve que el gatillo fácil es una política de Estado que es acicateada, a un lado y otro de la grieta, por todos los partidos políticos patronales. Es ese mismo Estado el que, como consecuencia del agravamiento de la crisis capitalista, impulsa un reforzamiento del aparato represivo para intentar regimentar a los trabajadores a medida que estos aumentan su combatividad en defensa de sus condiciones de vida. Caso ejemplar de ello es el reciente fallo condenatorio a Cesar Arakaki y Daniel Ruiz, por movilizarse contra las reformas laboral y jubilatoria en diciembre de 2017. Solo con la lucha y la organización independiente de los trabajadores podemos enfrentar estas ofensivas de la clase dominante y sus representantes en los poderes del Estado.

Con esta perspectiva es que desde el Partido Obrero nos hacemos eco de la convocatoria de su familia a “todos los compañeros del campo popular y organizaciones sociales a movilizarse en repudio a la causa armada para que podamos romper esta estructura de mentira, engaño y soberbia”. La manifestación tendrá lugar este 14 de diciembre a las 10.30hs frente al departamento judicial de Morón. Libertad para Ezequiel Bazán. Basta de causas armadas. Investigación a los responsables de las irregularidades. Basta de persecución y abuso policial.

También te puede interesar:

Patoteada playera y zona liberada por la Bonaerense.
Mas de 150 incendios forestales en lo que va de 2022.