Córdoba: megaoperativo policial contra trabajadores municipales

En la mañana de hoy la policía de Córdoba desplegó un megaoperativo en alrededores del Concejo Deliberante. El gremio de municipales había realizado una convocatoria para reclamar contra las medidas de ajuste que el gobierno de Martín Llaryora llevó al poder legislativo local. La convocatoria surgió luego que el Intendente anunciara medidas que van a llevar a una reducción del 15% de los sueldos.


Desde las tempranas horas de la jornada la policía se apostó sobre calles adyacentes al Concejo Deliberante realizando un vallado. Según  Cadena 3 el operativo se compone de “más de cien efectivos, 11 móviles policiales, cuatro motos, vallas y personal de infantería”, todo este aparato para impedir la protesta de municipales en rechazo del recorte de horas de trabajo, con la cual cobraran menos salario.


El comisario del operativo señaló a los medios de comunicación que “de ninguna manera existe permiso para una manifestación”, resumiendo la posición de las autoridades políticas y judiciales.


Algo que además de falso es ilegal. El operativo que se desarrolló sobre el Concejo Deliberante forma parte de una política del gobierno de la provincia. Ayer la policía detuvo a quienes siendo trabajadores esenciales, como es el caso de los trabajadores de las APP y reclamaban por mejores condiciones de trabajo los reprimió y detuvo a cinco de ellos. También hostigó, y amenazó una protesta del Polo Obrero que reclamaba asistencia para los comedores, merenderos y copas de leche, después de una brutal represión a los municipales de Jesús María.


Con la excusa de la pandemia, quienes gobiernan pretenden impedir todo tipo de reclamos que crecen como consecuencia de las medidas de ajuste, que se potenciaron con la pandemia. Más que nunca hay que defender el principal de los derechos, el derecho a luchar.


En ese sentido, las y los municipales se convocaron a defender el salario, enfrentando una medida abiertamente ajustadora, que quiere descargar la crisis sobre las y los trabajadores municipales. Es la misma política que se quiso aplicar en Jesús María, y que con la acción obrera se dio marcha atrás. El Partido Obrero se hizo presente en la protesta, con la agrupación clasista que actúa en el Suoem, y con Cintia Frencia, concejala electa por el FIT, para rechazar el ajuste, defender el salario y el derecho de las y los trabajadores.


Ninguna cercenamiento del derecho a luchar, que la crisis la paguen los capitalistas.


[NOTICIA EN DESARROLLO]