Emilio Ali: preso para que sirva de ejemplo. Preso por luchar

Por Freddy

El día del paro del 5 de mayo, un centenar de desocupados se movilizaba a un local de Casa Tía en Mar del Pla­ta para reclamar bolsas de comida pa­ra los comedores populares que organi­za la Unión de Vecinos Organizados (UVO) en varias barriadas de la ciudad. Un mes después, un fiscal que dice haber visto los sucesos por TV ac­tuó de oficio y ordenó la detención de Emilio. La causa que se le sustanció es por ‘extorsión’, cuando en el supermer­cado no hubo intimidación física de ningún tipo, sino que fue una moviliza­ción pacífica en reclamo de lo más ele­mental, comida, ante lo que el super­mercado accedió. Esta actuación ‘de oficio’ responde al lobby del grupo Exxel, que controla Tía y Norte, que no quiere aparecer ante la ‘opinión públi­ca’ como el demandante contra los de­socupados que piden pan para sus fa­milias. De esta manera se reitera la metodología del gran capital ante las movilizaciones de los desocupados y jubilados: el compañero Raúl Castells está cumpliendo prisión domiciliaria atado con grilletes porque otro fiscal actuó ‘de oficio’ en defensa de Disco y Wal-Mart.


Emilio Alí está preso en la cárcel de máxima seguridad de Batán, un verdadero infierno donde las violacio­nes y asesinatos son parte del folklore. Un infierno para este joven que cum­plió los 25 años en la cárcel por haber­se movilizado reclamando comida. Pa­ra este régimen podrido, coimear, ro­bar y postergar a generaciones enteras en la mayor de las miserias son actos de ‘seguridad jurídica’, mientras que ser pobre y reclamar comida es un de­lito. Las causas contra Emilio Alí y Raúl Castells son casos testigos para amedrentar el ascendente proceso de lucha. Si bajo la figura de ‘extorsión’ (de 5 a 10 años de prisión) son conde­nados, van a sentar el precedente ne­fasto para aplicarlo cuantas veces ne­cesiten. Por eso el Partido Obrero con­sidera que estas dos causas son contra toda la clase obrera; son los 2.500 pro­cesos contra luchadores populares que buscan truncar el torrente de lucha de nuestra clase. Realicemos una campa­ña nacional de lucha por el desproce­samiento y la libertad inmediata de nuestros compañeros y movilicémonos al juzgado de Lomas de Zamora el 27 de noviembre, donde se va realizar el Juicio Oral a Raúl Castells. ¡¡¡Liber­tad a los presos por luchar!!!

También te puede interesar:

Importante pronunciamiento en defensa del derecho a luchar y por el cierre de las causas.
Importante pronunciamiento contra la criminalización de la protesta social y el ataque a los luchadores/as
Un triunfo del activismo y los trabajadores contra la regimentación de la protesta.
El gobernador amenazó a una docente en el marco de una protesta de todo el pueblo.