Jorge Macri manda patotas contra vecinos que defienden la reserva ecológica de Vicente López

Repudio al ataque sufrido por la familia Zambrano.

Una patota que responde directamente al intendente de Vicente López, Jorge Macri, y a los punteros del barrio El Ceibo atacó a golpes y piedrazos-en la madrugada del viernes 22/5- a una numerosa familia, activista de la Red de Áreas Protegidas Urbanas del mismo barrio, que lucha en defensa de la reserva ecológica de Vicente López.


El ataque se produjo luego de que los vecinos agrupados en organizaciones ambientalistas del distrito lograran frenar, mediante una medida cautelar dictada el martes 19, una de las obras del Corredor Ribereño, el plan impulsado por la municipalidad que pretende arrasar con 300 m2 de la reserva ecológica. Los y las vecinas denuncian que dicha obra, no solo implicaría la destrucción de un terreno conformado por pastizal pampeano que propicia el desarrollo de flora y fauna autóctona de la región, sino que también afectaría la intimidad y el modo de vida de aquellas personas que viven en el Barrio El Ceibo, lindero a la reserva y perteneciente a la localidad de la Lucila.


Connivencia policial, municipal y política


Ante el inicio -ilegal- de las obras, la municipalidad dispuso dos patrulleros, uno en cada una de las entradas a la reserva, las 24 horas de los 7 días de la semana. Una de ellos está a 30 metros de la casa donde vive la familia violentada. Sin embargo, en el momento del ataque el móvil policial había desaparecido estableciendo, claramente, una zona liberada.


La familia Zambrano, víctima del ataque patoteril, denuncia que este accionar es repetido. Los punteros del barrio mantienen estrecha relación con la burocracia sindical del Centro Barrial de Infancia (CBI) con el delegado Anselmi a la cabeza y actúan con impunidad, defendiendo directamente los intereses de las autoridades municipales y agrediendo a quienes se oponen.


Misma actitud tienen los funcionarios de la Municipalidad de Vicente López. Gabriel Vannelli, secretario de Medio Ambiente del distrito, es conocido por amedrentar en las reuniones de la Mesa de Gestión Ambiental a aquellas vecinas y vecinos que defienden el derecho a espacios verdes públicos y se enfrentan a la ofensiva del gobierno local.


Se trata de un ataque perpetrado para proteger un negocio millonario en detrimento de las condiciones de vida de la población de Vicente López y de su ambiente. En Vicente López, se vienen desarrollando numerosos proyectos inmobiliarios relacionados a la especulación financiera. Enfrente, agrupaciones vecinales como Aipo, Unidos por el Río, Todos por el Irigoyen, entre otras, se han organizado para rechazarlos y defender la calidad de vida de los habitantes del distrito. La Mesa de Gestión Ambiental creada por Jorge Macri se ha evidenciado como una medida exclusivamente demagógica: este organismo compuesto por funcionarios de la municipalidad, empresarios inmobiliarios, organizaciones vecinales y vecinos es exclusivamente consultivo y siempre termina primando la posición de los funcionarios, más allá de argumentos y pruebas. En este espacio, los vecinos organizados presentaron un proyecto sustentable alternativo que las autoridades ningunearon.


La especulación inmobiliaria desenmascara lo más oscuro de la casta política que está atornillada en la municipalidad. El accionar mafioso de los funcionarios y punteros de El Ceibo y el ataque la familia Zambrano merece un amplio repudio. Jorge Macri y su gabinete son responsables por estos ataques.



 

También te puede interesar:

El autor Adrián Vitali participará de paneles representativos de la lucha contra la impunidad de los abusos eclesiásticos.
Fue por Twitter, los candidatos del FIT-U respondieron a los dichos proVidela del liberfacho.
Tras las Paso, el núcleo de Espert acusa a la UCD de dilatar la inscripción de la lista distrital por perder la interna.
Los vecinos rechazan la instalación de un penal al lado del Hospital Nacional “Baldomero Sommer”.
El miércoles 27 marchamos a la Municipalidad por alimentos, obras, trabajo y urbanización.
Por la defensa de un astillero estatal y en plena producción, rechacemos la conversión a una sociedad del Estado.