Jujuy: abajo las contravenciones a compañeros del Polo Obrero de Monterrico

Morales y el intendente Ortega criminalizan la protesta social. Lanzamos campaña por su anulación.

Hace unos días, a dos compañeras y un compañero del Polo Obrero de Monterrico les llegó a sus hogares un acta contravencional por el motivo de haber participado de una movilización el 21 de septiembre reclamando alimentos y trabajo genuino. Dicha manifestación fue en el marco de una jornada nacional de la Unidad Piquetera contra el ajuste.

Las contravenciones resultan totalmente arbitrarias y peligrosas, ya que individualizan de manera discrecional a compañeros en el marco de una movilización popular en dicha ciudad y en todo el país. Nuevamente estamos ante un intento de criminalizar la protesta social por parte del gobernador Gerardo Morales y en este caso particular, el intendente local Nilson Ortega. La supuesta infracción habría sido violar las medidas sanitarias de distanciamiento y el uso del barbijo dictadas por el COE (Comité Operativo de Emergencia – Coronavirus), cuando hace meses que en Jujuy y el país se encuentra todo liberado. Denunciamos la exhortación a pagar montos altísimos de multa a compañeros que no llegan a tener ingresos siquiera que superen la línea de indigencia.

Estamos ante un nuevo avasallamiento de los derechos constitucionales elementales como el de manifestarse o peticionar a las autoridades. El código contravencional de Morales está al servicio de la persecución y el control social en un cuadro de crecimiento de la pobreza y la miseria que inevitablemente generará conflictos sociales y luchas populares.

Esta persecución a compañeros del Polo Obrero es uno de los tantos casos a los que nos tiene acostumbrados el gobernador radical. Hace unos días la policía provincial le hizo una contravención a comunidades originarias que llegaron caminando al Palacio de Gobierno desde La Quiaca en defensa del agua. Semanas antes tuvimos la detención arbitraria y desaparición durante algunas horas de un trabajador municipal también por haber participado de una manifestación.

Morales y los intendentes pretenden tapar con el Código Penal la enorme bronca que corre entre los trabajadores producto del ajuste que ellos aplican. Las luchas inevitablemente crecerán, como se vio en la última semana donde nuevamente salieron a las calles el movimiento piquetero, los trabajadores de la salud, los docentes, los trabajadores viales, comunidades originarias, etc.

Lanzamos una gran campaña

En Jujuy, el gobernador radical monta un régimen policiaco y autoritario para imponer el ataque a las condiciones de vida de las mayorías y la defensa de los grandes empresarios de la provincia. El código contravencional es un mecanismo anticonstitucional que pasa por encima derechos democráticos elementales y le otorga a la policía facultades extraordinarias para denunciar, judicializar y perseguir generando un enorme peligro en la población civil.

Denunciamos al intendente Ortega que toma como propio estos mecanismos mandando a la policía a hostigar a los compañeros del Polo Obrero en las movilizaciones y hasta ingresando sin autorización al local de nuestra organización, preguntando por las personas que sufrieron la contravención.

Llamamos a todos los trabajadores y vecinos de Monterrico a sumarse a esta campaña por la anulación de las contravenciones y para que se termine el hostigamiento del intendente y la policía al Polo Obrero.

Extendemos el llamado al conjunto de las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos a sumarse a la campaña para que caigan estas contravenciones e impulsar una lucha provincial por la derogación del código contravencional y toda persecución a los que luchan.

En esta nota

También te puede interesar:

En ella se pretendía tratar el Proyecto de ordenanza fiscal y tarifaria y el manejo del Parque Aguiar.
Las organizaciones piqueteras reclaman por trabajo genuino y aguinaldo completo.
Fue organizada por el Movimiento Sin Techo de Perú y contó con la participación del Polo Obrero.
En el marco de la jornada nacional de lucha en rechazo a un pacto con el Fondo.