Justicia para Darío Avalos

Asesinado por la patota de la Uocra


 


El lunes 27 comenzó el juicio oral por el homicidio de Darío Avalos y las tentativas de homicidio de Dionisio Fernández y Andrés y Alcides Nogueira. Se trata de un juicio por jurados que se prolongaban por tres jornadas y cuyo veredicto iba a conocerse al momento en que esta edición de Prensa Obrera se encuentre en las calles.


Avalos y sus compañeros fueron víctimas de una agresión criminal a manos de una patota de la Uocra, cuando reclamaban, junto a otros trabajadores de la construcción, contra despidos en una obra de Lomas de Zamora. El ataque fue premeditado y perpetrado con la complicidad de la patronal y la Policía Bonaerense que garantizó la huida de los atacantes. 


 


En el juicio, las pruebas fueron cercenadas por decisión del presidente del tribunal, el juez Juan Galván, quien no admitió la exhibición de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad de los hechos en el momento del ataque.


 


Por otra parte, el juicio tiene en el banquillo de los acusados solamente a una parte de los responsables del crimen. Las responsabilidades de la policía, de los mentores intelectuales del ataque, de parte de sus autores materiales e incluso de los empresarios, serán juzgadas a su turno en otros juicios por venir.


Esta fragmentación de los hechos es funcional para atribuir el homicidio y las tentativas de homicidio a acciones individuales, escamoteando que  se trató de un homicidio organizado por la patota de la Uocra Lomas de Zamora, encabezada por Walter “Lobizón” Leguizamón (actualmente prófugo), muy allegado al secretario general por sindicato, Gerardo Martínez.


 


Durante el juicio, los familiares y amigos de Darío contaron con el apoyo de personalidades de los derechos humanos, diferentes luchadores populares y los diputados del Frente de Izquierda, Néstor Pitrola, Guillermo Kane y Pablo Lopez.


 


Exigimos Justicia por Darío Avalos, cárcel para Gerardo Martinez, Walter Leguizamón, Hector Cabrera y todos los autores materiales e intelectuales.

En esta nota

También te puede interesar: