«La conexión local es el estado argentino»

El acto por el quinto aniversario del atentado a la Amia fue una gran manifestación de repudio, que fue más allá del gobierno menemista. «Ya no quedan dudas, dijo con claridad Diana Malamud de Memoria Activa, la conexión local del atentado a la Amia es el Estado argentino». Malamud denunció el dispositivo de impunidad que va desde la protección de duhaldistas y menemistas a los policías involucrados, la negativa del juez Galeano a adoptar las más elementales disposiciones de la instrucción y, también, el «desinterés de la oposición», para la cual «los muertos no votan».

 

El combativo acto desenmascaró las maniobras de los días previos, desde el montaje del ‘show recordatorio’ en las escuelas y la ‘carpa’ de la Legislatura porteña, al anuncio de los fiscales pidiendo perpetua para Ribelli, Telleldín y otros tres implicados.

 

Juicio oral y encubrimiento

 

Tras el ’relevo’ del banquero Beraja, la dirección de la comunidad judía, que fuera acusada dos años atrás de ‘cómplice’ en un acto similar, apostaba a un acto sin trascendencia política. Aunque los ‘nuevos’ dirigentes insinuaron una delimitación de quienes los precedieron, el actual presidente de la Daia, Rogelio Cichowolski, no pudo evitar que la multitud lo tratara de ‘hijo de Beraja’ y ‘facho’ y de que se le reclamara a gritos ‘basta de compromisos con el gobierno’. Memoria Activa incluso lleva adelante una querella contra el Estado argentino por fuera de la ‘oficial’ y también ha recurrido a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos debido a los vicios del proceso en curso.

 

El inicio, en mayo próximo, del juicio oral, sirve para cerrar la investigación sin que hubieran llegado a disponerse medidas elementales, tales como la reconstrucción de los momentos previos a la masacre, «el llamado a testigos y a personal policial que aún no ha declarado» y «la investigación de custodios, móviles y demás personal policial que se desempeñara en el lugar» (Memoria Activa Nº 2, 13/7). Estamos ante el intento de armar un juicio ‘trucho’.

 

La ‘nueva’ dirección de la Daia volvió a demostrar, luego del acto, su emparentamiento con Beraja, pues como señaló Crónica, del 20/7, en una «coincidencia de la Daia y el gobierno (…) ambos sectores respaldaron al juez Galeano»; el titular de la Daia y Corach «coincidieron en rechazar las acusaciones sobre supuestas complicidades del Estado nacional» (ídem).

 

Un responsable fundamental en esta ‘reincidencia’ de política servil es el Estado de Israel que, como ha denunciado Memoria Activa, ni siquiera ha respondido a los oficios que le librara la justicia argentina; Israel, dicen, «no es ajeno a esta problemática» (ídem). El Estado sionista hace tiempo que ha cerrado filas con los aparatos represivos de los estados capitalistas, asistiéndolos por doquier, como lo prueba su actuación en Centroamérica y Turquía (detención de Ocalam).

 

Síntoma político

 

Considerado en su conjunto, el acto del domingo 18 fue una expresión de radicalización política. Un público sobre el cual la Alianza pretenderá afincarse electoralmente repudió al régimen político, a sus aparatos jurídicos y represivos y también a sus partidos. La Alianza ya ha jurado que defenderá la ‘gobernabilidad y continuidad jurídica’.

 

Aunque no prosperó la iniciativa de transformar este 5º aniversario en una movilización nacional que vincule la Amia, Cabezas, María Soledad y todos los casos del ‘gatillo fácil’, la lucha ha terminado colocando al Estado capitalista en el banquillo de los acusados.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Por espionaje ilegal contra familiares de las víctimas del ARA San Juan.
Y antes de la indagatoria, rompió un micrófono de C5N.
La Plaza de la Izquierda plantea otra perspectiva.
Fue citado a declarar por el seguimiento a familiares del ARA San Juan.
Los servicios de inteligencia dominan la Justicia bajo todos los gobiernos.
Un aumento superior al 30% en el presupuesto de la AFI.