La jornada contra el gatillo fácil en Catamarca

Se reclamó por Facundo Castro y las víctimas de la policía en la provincia

El día jueves 27 se replicó en Catamarca el pedido nacional en contra del gatillo fácil, a partir de una convocatoria de los partidos que integran el FIT-U: el Partido Obrero, el MST y el PTS marchamos frente a Casa de Gobierno con una nutrida columna.

El eje de la actividad fue el caso de Facundo Castro, desaparecido por la Policía Bonaerense. Planteamos la responsabilidad estatal y que el secretario de seguridad Sergio Berni se tiene que ir. Pero además, se colocaron los casos locales que tienen a la policía de la provincia como responsable. Es así que se exigió justicia por Diego Pachao, asesinado en la comisaría 7ma de la Capital hace más de 8 años y sin juicio aún; se reclamó por los “pibes de la Alcaldía”, cuatro jóvenes que murieron calcinados mientras estaban recluidos en ese espacio de detención de menores en 2011; y también se repudió el gatillo fácil en Andalgalá que le costó la vida a Ariel Fuenzalida, entre otros casos.

En la convocatoria confluyeron otras organizaciones que tenían a la madre de Diego Pachao encabezando el reclamo.

El régimen provincial de todos los colores políticos ha garantizado la impunidad para los miembros de las fuerzas de seguridad: los gobiernos del Frente Cívico de Eduardo Brizuela Del Moral, el gobierno K de Lucía Corpacci, y hoy el pejotista Raúl Jalil. Durante estos gobiernos se dieron reformas en la justicia que aumentaron el número de miembros de la Corte, reformas clientelares que en nada aportan al servicio de justicia que se requiere. Mientras tanto, se garantiza la impunidad de una policía asesina de jóvenes, que tiene a la anterior cúpula procesada por vinculaciones con el narcotráfico.

Un ataque a los trabajadores

En la provincia estamos frente a una avanzada represiva contra los trabajadores que protestan por sus derechos. Con presiones, detenciones y balas de gomas quieren quebrar toda resistencia a un régimen ajustador que encabeza el gobernador Jalil. Por ello, el reforzamiento de la fuerza de seguridad está a la orden del día, mientras que se multiplican las denuncias por apremios y excesos.

El Estado es responsable de proteger a una fuerza que está descompuesta hasta el hueso, es necesario su  desmantelamiento y que los responsables de los crímenes lleguen a ser condenados.

También te puede interesar:

El FIT repudió las declaraciones fascitoides y la represión estatal.
Más de 200 personas marcharon del Obispado a la Cámara de Apelaciones. La audiencia por la causa, que debía hacerse el martes 27, fue suspendida por la Justicia en beneficio de la Iglesia.
Convocaron a una acción de protesta virtual este martes 27 a las 19h por Justicia Por Joaquín Paredes.
Cinco policías imputados y detenidos, en el banquillo de los acusados faltan responsables.
Todas las pruebas apuntan a la policía comandada por Berni.