La justicia de Zapala monta causas contra el Partido Obrero y el Polo Obrero

Se trata a todas luces de un mensaje de intimidación por apoyar la histórica huelga de salud.

La justicia de Zapala ha abierto tres causas a militantes del Partido Obrero y del Polo Obrero de la localidad. Una de estas causas incluye a militantes de Cutral Có, y a César Parra de Neuquén. La utilización política de las mismas es muy grosera. Una de ellas fue activada cuando la seccional Zapala de Aten, con su secretario adjunto Lautaro Palma Parodi, estaba apoyando con todas sus fuerzas la histórica huelga de salud al inicio de este año.

En las otras dos, que fueron elevadas a juicio, Lautaro, que fue candidato a secretario general de Aten enfrentando a la burocracia TEP-Celeste aliada al gobierno provincial, recibió la notificación dos días antes de la huelga; y uno después de la fecha de la elección. Las coincidencias casi perfectas de los avances del poder judicial sobre los imputados en fechas donde los mismos libraban una lucha política contra el poder se constituyen en un claro mensaje de intimidación.

Es evidente que esas causas buscan forzar una condena contra el compañero secretario adjunto de la seccional Zapala por su papel de apoyo incondicional a los reclamos de trabajo genuino y de aumento de la ayuda social a comedores y merenderos. En el año 2020, origen de todas las causas, y en los años previos, la desocupación en la localidad de Zapala era de las más altas de la provincia. Esto cuando en el presupuesto provincial la ciudad tenía obras adjudicadas por $185 millones en el año 2019, y por más de $ 250 millones en el año 2020, a lo que debe agregarse los recursos municipales destinados a tal fin. Lo que implicaría un enorme plan de obras públicas cuya existencia real nunca se constató en la contratación de trabajadores para desarrollarlo.

Los que deberían dar explicaciones sobre el destino de esos montos en el banquillo de acusados son las autoridades locales. La justicia de Zapala recurre al trillado argumento del artículo 194º del Código Penal, y agregan el artículo 45º por si las dudas, en una clara intencionalidad de diversificar la imputación para poder penalizar por un lado u otro. Porque es sumamente grosero que si se comete el “delito” de apoyar (artículo 45), no se comete el “delito” de entorpecer (artículo 194).

Los métodos y las pruebas

Algunas de estas causas están basadas en “investigaciones encubiertas policíacas” (figuran así en el expediente) y en el aporte de fotos extraídas de los Facebook personales de los imputados mientras toman sol en el patio de sus hogares. O razonamientos de la fiscal donde dice, textualmente, que respecto al desabastecimiento de los supermercados por el corte: “… no pudo verificarlos (por estar cerrado al ser el día del empleado de comercio), pero que le consta por manifestaciones de distintos vecinos que estaban desabastecidos”.

En otro caso, dice que “deja constancia de la presentación de una señora que no quiso hacer una denuncia ni dejar sus datos personales, pero que dice que su farmacia está desabastecida”. En otro dislate, es la jueza la que recrimina a la fiscal el aporte de actas que “omiten las formalidades previstas” en el Código Procesal, ya que fueron realizadas en “hojas de cuaderno con anotaciones manuscritas”. Con este nivel de “seriedad” en la investigación, se han montado las causas contra los reclamos del Polo y el Partido Obrero en Zapala.

El establecimiento de un embargo a compañeras/os desocupados o a un docente en el orden de los $300.000 muestra la saña como método de escarmiento. Es arruinar económicamente y quitar el mínimo sustento diario a quien sobrevive con un “plan”, o con un salario bajo la línea de pobreza. Como muy bien se explica en los Fundamentos del Proyecto de rechazo a estas causas, presentado por la diputada Patricia Jure en la Legislatura: “hiere la sensibilidad humana y la razonabilidad que personas que tienen estabilidad laboral de por vida, con salario muy superiores al resto de la sociedad, juzguen y pretendan condenar a quienes no tienen asegurado poner un plato de comida sobre la mesa familiar…”.

El Partido y el Polo Obrero lanzan una campaña por la anulación de estas causas armadas y persecutorias del reclamo popular. Será uno de los ejes del acto que estamos convocando para el próximo sábado 16 de octubre en el Parque Oeste de Neuquén. Ya contamos con un pronunciamiento firmado por sindicatos, organismos de Derechos Humanos, partidos, juntas internas y agrupaciones de todo tipo. Ahora vamos por el archivo de las tres causas sin condiciones, por lo que nos movilizaremos ante los estrados. No hay delito en las acciones colectivas motivadas por la miseria y el hambre.

¡No pasarán!

También te puede interesar:

Se vota por enmiendas a la Carta Orgánica, armado para la reelección del MPN en 2023.
Un valioso precedente para enfrentar el ajuste y la represión.
En el el XXI Encuentro Provincial de Teatro y Artes Escénicas.
Hacen falta asambleas en los lugares de estudio para discutir un plan de lucha por la infraestructura escolar.