Multitudinaria marcha contra la impunidad en El Bordó

EXCLUSIVO DE INTERNET


El pasado viernes 26 se realizó una masiva movilización en el municipio de El Bordó, departamento Güemes, pidiendo justicia para Eduardo Huayte. Eduardo fue chocado, mientras iba en su moto, por el auto del intendente Mazzone. Tras varios días de agonía falleció.


A la movilización se sumaron miembros de la Comisión de Familiares de Güemes. Participaron además familiares de otras víctimas de casos aún impunes de la localidad y una columna del PO del departamento, en la que participó el ex diputado Pablo López.


La movilización no sólo fue masiva sino que también mostraba una actitud muy combativa y decidida a romper todos los temores que ha impuesto Mazzone en el pueblo.


La versión oficial dice que el auto lo conducía la ex esposa de Mazzone. Pero es vox populi que en realidad quien manejaba era la hija del intendente, que hace unos meses atrás protagonizó un choque donde su acompañante murió. Eduardo llegó al hospital de Güemes primero y al San Bernardo, en Salta después, como NN. Aunque salió de su casa con todos sus documentos, a los familiares les entregaron su billetera vacía. Los policías que lo acompañaron el hospital lo conocían y no registraron su nombre. Lo que es indiscutible es que el auto que mató a Eduardo es de Mazzone quien, siendo diputado, reivindicó el trabajo infantil en su primera intervención legislativa. Es un patrón de estancia.


Al finalizar la marcha, Pablo López fue invitado a dirigir unas palabras. Allí señaló la importancia de organizarse y movilizarse, tomando como ejemplo el caso de Mariano Ferreyra Destacó además, que siempre en estos casos impunes hay alguna pata del Estado como responsable, o algún empresario poderoso.


Finalmente llamó a constituir en el departamento Güemes la comisión de familiares y sostener la movilización.

En esta nota

También te puede interesar:

Redoblemos la campaña para que la Corte de Justicia provincial rechace la prescripción de las causas.
Sáenz profundiza la política que llevó al desmontes de miles y miles de hectáreas.
Para ahogar una intervención popular y encubrir al intendente corrupto.
Así lo reconoció el rector Claros en la Legislatura provincial.