Néstor Correa declaró en el juicio de la Esma

Por el secuestro de su compañera, Laura Dabas

Néstor Correa, ex secretario general de la Asociación Gremial Docente de la UBA y su actual secretario de prensa, declaró en el juicio de la Esma por el secuestro y tortura de su compañera, Laura Dabas. Néstor se encontraba encarcelado en el penal de Rawson desde su participación en la rebelión obrera del «Villazo», en Villa Constitución, en 1975. Ambos eran militantes de Política Obrera (hoy Partido Obrero). Laura falleció hace algunos años en un accidente automovilístico. Néstor relató a los jueces todos los detalles que ella pudo transmitirle acerca de su cautiverio.

Laura se había incorporado a la TERS (antecedente de la UJS) en el colegio secundario. Durante la dictadura, militaba en el movimiento de familiares de detenidos y presos por razones políticas. Allí se cruzó con Alfredo Astiz, quien se había infiltrado en el movimiento. «Sospechamos que articuló la denuncia de muchos de los integrantes de ese grupo de Familiares, porque van a ser secuestrados al mismo tiempo», dijo. La identidad de Astiz se tornó pública después.

Laura fue secuestrada el 21 de septiembre del ’77, delante de sus pequeños hijos. Tenía 26 años. Pasó 24 horas en otro centro clandestino antes de ser trasladada a la Esma. «Durante esas primeras sesiones de tortura, la interrogaban por los nombres de sus compañeros en derechos humanos y por mí, recordándole que yo estaba preso. Quiero remarcar que ambos éramos -yo lo sigo siendo- integrantes del Partido Obrero; digo esto para subrayar que estábamos presos por nuestra actividad militante, bajo las terribles condiciones de la dictadura».

Durante su secuestro, Laura encontró a otros militantes del PO. A Fernando Sánchez y Gustavo Grassi, quienes permanecen desaparecidos hasta el día de hoy; a Graciela Granica y a Juan José Cuello. Laura fue liberada junto a Granica y el «Gallego» Cuello en los primeros días de octubre. Correa destacó que Fernando Sánchez había estado detenido con él antes del ’76, cuando ya la represión estaba desatada. «La banda de las tres A estaba integrada por muchos de los que después se convirtieron en los torturadores y responsables de la dictadura. Tanto Fernando como yo -que era delegado sindical de una fábrica metalúrgica muy grande- caímos presos por nuestra actividad política y gremial, sin otra acusación».

El 25 de diciembre de 1978, luego de permanecer sometidos a la vigilancia de los represores durante más de un año, Laura y Néstor pudieron escapar a Brasil con sus hijos. Allí continuaron su lucha. Lograron arrancar la primera solicitada publicada en Clarín contra el genocidio, firmada por Chico Buarque, Milton Nascimento y otros artistas e intelectuales brasileños, en la que se denunciaba lo que ocurría en Argentina.

«He visitado la Esma con el movimiento de Memoria, Verdad y Justicia, para que la Esma no sea transformada en lo que no es», dijo Néstor en alusión a los planes del gobierno para alterar el Casino de Oficiales. «Que sea un lugar que permita conocer la historia de nuestro país. Laura estuvo en lo que se llamaba ‘capucha’ y, en algún momento, en ‘capuchita’. Pude reconstruir los recorridos del lugar que ella me describió. También estuvo en lo que se llamaba ‘el cuarto de las embarazadas’, donde le curaron las heridas que tenía por permanecer engrillada, esposada y vendada».

Correa reclamó al tribunal que defina a estos crímenes como un genocidio «social y político» y exigió que «quienes financiaron el golpe y los que lo bendijeron» sean llevados al banquillo de los acusados. «Las nuevas generaciones, las actuales generaciones, deben conocer bien lo que ocurrió».

Néstor concluyó manifestando que, «aun con los límites increíbles que el gobierno impone a estos juicios, son un triunfo de los que siguieron luchando a pesar de todo».

«Quiero rendir un homenaje a todos los luchadores sociales, que son los que han construido en nuestro país todo lo bueno que tenemos; a los luchadores por los derechos humanos que han mantenido su vigor, muy en particular a Adriana Calvo de Laborde, fallecida, secretaria adjunta del gremio de los docentes universitarios que yo presidía. A mi compañera, un homenaje. Un homenaje al gran Fernando Sánchez y todos los compañeros del Partido Obrero.»

Cuando terminó, los aplausos llenaron el silencio de la sala.


Liliana Alaniz (Apel, abogada en la causa Esma)

Claves

> El 12 de noviembre de 2012 comenzó el tercer juicio de la ‘megacausa’ Esma.

> Están siendo juzgados 67 genocidas -Astiz, el «Tigre» Acosta, Rolón, entre otros- por más de 800 secuestros.

> En el curso de las audiencias, se identificaron 31 nuevos casos de desaparecidos.

> Por la Esma pasaron más de 5.000 secuestrados.

También te puede interesar:

En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.
Salimos a conquistar el voto de lxs pibxs para que los ajustadores no nos roben el futuro.
Desde las 15hs en el corredor de José C Paz, participarán jóvenes del distrito, de Malvinas Argentinas, San Miguel y Pilar, con precandidatos locales.
La pobreza, la falta de trabajo, la precarización y la deserción no van más. Digamos basta.