Neuquén: violencia y brutalidad policial en Plaza Huincul

La Policía de Neuquén y el mismo método de la Bonaerense.

Tomás Lozano, joven de 19 años de la localidad de Plaza Huincul (Neuquén), jugaba con sus amigos al fútbol en el patio de la escuela 151 el miércoles 23, cuando él y sus amigos fueron víctimas de una redada policial en la cual sufrió una brutal golpiza por parte de los uniformados.

Le cargaron la escopeta por la espalda, lo revolcaron por piso, le dieron patadas y piñas en la cara y en la nuca mientras estaba en el suelo. Al pedido de identificación a la policía, por parte de Tomás, los uniformados respondieron con insultos y negándose a dar su identidad.

Cuando le llegó el turno de la revisión médica lo amenazaron para que diga que los golpes se los había hecho anteriormente, con la aparente complicidad del médico policial que lo “reviso por arriba” sin preguntarle nada, según los dichos de Tomás.

Lo sucedido no es un caso aislado. El aparato policial juega un rol de regimentación y opresión sobre la juventud con manifiesto amparo estatal.

El caso de Facundo Castro gráfica la violencia, la impunidad y los vínculos con el poder de una fuerza policial descompuesta. La desaparición forzada de personas, seguida de muerte, el gatillo fácil y el abuso y la violencia policial finalmente son premiada por el Estado. Así sucedió con el caso del motín de la Bonaerense en provincia de Buenos Aires, con el gobierno cediendo ante los intereses corporativos de la fuerza.

El Estado y sus gobiernos precisan del brazo represivo del Estado para descargar los planes de ajuste sobre toda la población. Para ello, dan rienda suelta a los métodos de la violencia y tortura, particularmente sobre la juventud, ya que históricamente se ha revelado como el sector más dinámico para enfrentar el ajuste y las crisis.

Nos solidarizamos con Tomás y nos pronunciamos por el desmantelamiento del aparato represivo del Estado. Es necesaria la apertura de los libros de las comisarías para tener registro de quienes entran y salen. Justicia por Facundo.

En esta nota

También te puede interesar:

Vamos por la destitución efectiva.
Un frente único de organizaciones sociales realizará acciones sobre las rutas ante la falta de respuestas del gobierno.
Hagámoslo activo para derrotar la ofensiva del gobierno de Omar Gutiérrez y de Alberto Fernández.
En la reunión con los sindicatos, el gobierno se refirió a la crisis de deuda para justificar el congelamiento salarial.