San Martín: el municipio responde con despliegue represivo a la olla popular de las manteras

El viernes 15 de mayo, las manteras de la peatonal Belgrano llevaron adelante una olla popular frente a la Municipalidad para reclamar ser recibidas por el intendente Fernando Moreira, ante la situación alarmante en la que se encuentran en el marco de la cuarentena. Exigen ser incluidas en el IFE, la provisión de alimentos y elementos sanitarios, y la apertura de un espacio para poder trabajar respetando el aislamiento social.


La actividad se desarrollaba pacíficamente y respetando las normas de prevención –uso de barbijos, distanciamiento social-, sin embargo, fue desplegado un fuerte operativo policial. Agresivamente, los efectivos comenzaron a increpar a los presentes para que se retiraran.


La política de persecución policial contra las manteras es una marca registrada del gobierno municipal, como sucedía también con el exintendente Gabriel Katopodis. Desde hace años estas trabajadoras sufren hostigamiento mediante desalojos, agresiones, xenofobia y secuestro de mercadería, e incluso les cobran coimas para permanecer en la calle. Ese control no cuenta a la hora de responder a las denuncias contra los empresarios del distrito que obligan a sus empleados a trabajar sin cumplir con las mínimas condiciones de seguridad e higiene, o incluso contra los talleres que se valen de trabajo semiesclavo. Desde el Partido Obrero reclamamos la reorientación de los recursos municipales a la atención de la crisis social y sanitaria, y la satisfacción de los reclamos de las manteras. Además exigimos un ingreso mensual de emergencia de $30.000 para todos los desocupados y el ingreso al IFE sin restricciones.



 

También te puede interesar:

El gobernador Axel Kicillof habla de “reubicaciones” pero no hay nada en concreto.
En el marco del juicio por crímenes de lesa humanidad que se desarrolla en Bahía Blanca.
El compañero Quispe del MTR-VL murió a metros del hospital sin ser asistido.
En la reunión paritaria, sus ministros justificaron el ajuste.