Tucumán: atacan la casa de Daniel Blanco

Por Corresponsal Comité provincial del Partido Obrero de Tucumán


E l miércoles 30, entre las 11 y las 13 horas, en momentos en que el dirigente del Partido Obrero Daniel Blanco se había retirado de su domicilio y estando ausente su esposa, un grupo de personas irrumpió en su casa. Rompieron un portón de metal que da a la vereda y luego destrozaron la puerta de madera maciza por la cual se ingresa en la vivienda. Durante el tiempo que estuvieron dentro de su domicilio, recorrieron todos los rincones de la casa. Pero sólo en el dormitorio desparramaron ropas y cajones de los muebles, sin llevarse ningún bien.


 


Si bien en la provincia los robos domiciliarios son comunes, llama poderosamente la atención la impunidad con la que han actuado en este caso: a plena luz del día, en una calle transitada y con importante movimiento del vecindario, arriesgando entrar a un domicilio de un dirigente públicamente conocido, que fue candidato a gobernador en las últimas elecciones provinciales, para finalmente no sustraer nada.


 


No se puede descartar que, bajo el formato de una acción delictiva común, estemos en presencia de un mensaje político de amedrentamiento a un dirigente que se ha destacado en las denuncias de numerosos hechos criminales impunes como resultado de la acción encubridora de las instituciones del Estado. Por otro lado, Blanco es querellante en varias causas, entre ellas, la que se encuentra en la Corte Suprema y que reclama la nulidad de las últimas elecciones provinciales.


 


El Partido Obrero ya ha realizado la respectiva denuncia policial y ha gestionado una reunión con el ministro de Gobierno para presentar los hechos, reclamar las acciones pertinentes para dar con los autores y asegurar garantías plenas para desenvolver la acción política sin trabas de ningún tipo.