Una ‘historia oficial’ de Familiares

Se realizó en el teatro San Martín un Acto-Recital para conmemorar los 20 años de fundación de Familiares de Dete­nidos y Desaparecidos por Razones Polí­ticas.


Las conmemoraciones siempre obli­gan a un balance de lo actuado y a trazar una nueva perspectiva.


Lamentablemente, en este caso, el balance expresado en las menciones y reconocimientos constituye una falsifica­ción de los hechos históricos y delata cuál es el presente y la perspectiva política en que está embarcada la institución.


La ausencia de lectura de pronuncia­mientos de los partidos políticos de nin­gún modo puede interpretarse como neu­tralidad. En realidad, esta omisión persi­gue el ocultamiento del papel de los par­tidos políticos en estos 20 años, y en especial durante la dictadura militar, cuando los frepasistas de todo pelaje se negaban a defender o reclamar por los “guerrilleros” y el Partido Comunista apoyaba a Videla, mientras que Política Obrera (antecedente del Partido Obre­ro) puso su prensa y sus militantes al servicio de la causa de los desaparecidos y los presos de la dictadura.


Es natural, entonces, que los dirigen­tes de Familiares hayan votado en contra de la moción de Mabel Gutiérrez de otor­gar una mención especial a Política Obrera por haber estado desde el primer día al lado de Familiares.


Por el contrario, sí se entregó esa distinción al Buenos Aires Herald, un diario imperialista como lo presentó la maestra de ceremonias: y a Página 12, que no existía en los ‘años de plomo’ (al igual que el CTA, también premiado), pero que delató cuál hubiera sido su con­ducta entonces, cuando tomó posición en los sucesos de La Tablada a favor de la represión del Estado.


En el mismo sentido debemos inter­pretar que Cata Guagnini no haya jugado ningún papel en la ceremonia, porque su figura se asocia automáticamente con el Partido Obrero, en el que con orgullo podemos exhibir su militancia de ayer y de hoy con sus 84 años.


La dirigencia predominante en Fami­liares ya no cree en la lucha y eso se traduce en su adaptación a un régimen que mata y encarcela a los luchadores populares; por eso su connivencia con el ‘establishment’ representado en Pági­na 12, que hace un culto de omitir la existencia del Partido Obrero. Familia­res se ha asociado a esta mentira.

En esta nota

También te puede interesar: