Venado Tuerto-Santa Fe: Facundo Vaca, otra víctima del gatillo fácil

Lucha por su vida después que recibió un tiro de la policía dentro de su casa.

En la madrugada del domingo, la policía santafesina fue protagonista de un nuevo caso de gatillo fácil en Venado Tuerto. Facundo Vaca, de 19 años, se encuentra en terapia intensiva, con pronóstico reservado, luego de que un policía disparara a quemarropa contra su pecho.

Facundo, estudiante de sexto año del colegio industrial, sufrió el disparo en la puerta de su casa, por el simple hecho de defender a su hermano menor, de 17 años, mientras era agredido por la policía. El hermano de Facundo venía escapando de una persecución policial por transgredir la cuarentena, que el gobierno levantó para imponer un sinuoso decreto con restricciones que no garantiza ninguna medida sanitaria real contra la pandemia, como sería la centralización del sistema de salud.

Los hechos recuerdan lo sucedido hace apenas dos meses en la misma ciudad, cuando una patrulla policial embistió la moto de Lucas Cabral provocando la muerte del joven de 22 años, asesinato que al día de hoy sigue impune.

La policía ha tratado de exculparse aduciendo que el arma se disparó “de manera accidental en medio de un forcejeo”. Sin embargo, Andrea, la madre de Facundo, desmintió el parte policial y denunció que “ya estábamos los tres adentro de la casa a un metro de la puerta y el policía que estaba afuera a unos 20 centímetros, apuntó y disparó. No había en ese momento ningún forcejeo”.

El atentado contra la vida de Facundo provocó una vez más la indignación de los trabajadores y la juventud de Venado Tuerto. Con pruebas tan evidentes de la responsabilidad policial y al calor del repudio generalizado que provocó este nuevo hecho, fue detenido uno de los policías bajo la carátula de intento de homicidio agravado.

Impulsemos la movilización popular por justicia para Facundo Vaca y el castigo para todos los responsables involucrados en el intento de asesinato y en su posterior encubrimiento. Reclamamos la inmediata separación e investigación de las cúpulas policiales asociadas al delito organizado y responsables de los asesinatos contra la juventud y los trabajadores.

Denunciamos al poder político responsable de empoderar y reforzar la represión de las fuerzas de seguridad contra los trabajadores, aprovechando las restricciones por la cuarentena. Tanto el gobernador Perotti (Frente de Todos), como el intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella (Frente Progresista), son responsables del accionar de la maldita policía santafesina.

Desde el Partido Obrero nos solidarizamos con la familia en estos duros momentos y llamamos a redoblar la organización del plenario nacional antirrepresivo y por los derechos humanos que busca unificar la lucha contra la represión y la impunidad a una escala nacional, mientras el gobierno incrementa el empoderamiento de las fuerzas de seguridad.

Fuerza Facundo, desmantelamiento de la maldita policía santafesina.

También te puede interesar:

Declaración del Frente de Izquierda Unidad de Santa Fe por el juicio a ultraderechistas de Biondini en Santa Fe.
Justicia por María Florencia. ¡El Estado es responsable!
Refuerzan presión por traspaso de la justicia a CABA.