fbnoscript
24 de enero de 2013 | #1255

Córdoba: Monsanto tiene su espacio en canal K

En los últimos días se ha podido ver una publicidad de la multinacional Monsanto en la pantalla de Canal 10, medio perteneciente a los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba (SRT), hoy en manos del ultrakircherismo. La propaganda pretende ganar a la opinión pública a la instalación de tres plantas de producción de semillas de maíz transgénicas resistida fuertemente por los vecinos de Malvinas Argentinas (lugar de instalación de una de las plantas).

Ha habido grandes movilizaciones y festivales en Malvinas y en córdoba contra esta instalación. Monsanto es la multinacional encargada de producir el glisfosato, un agrotóxico utilizado para fumigar, que contamina los suelos y enferma, en muchos casos hasta la muerte, a los vecinos de zonas aledañas a los campos de soja.

En Córdoba, gracias a la lucha de las madres de Ituizaingó se ha puesto en evidencia este genocidio silencioso que provoca miles de muertes en nuestro país. La multinacional, en respuesta, ha lanzado una campaña mediática en medios locales con publicidades que pretenden desmentir la toxicidad de sus actividades.

Una solicitada en la Voz del interior habla de "lo inocuo" que son sus productos , sostiene que la empresa busca desarrollar una"agricultura sustentable" y otras falacias. Monsanto ha sido juzgado en varios países alrededor del mundo por generar propagandas engañosas. Canal 10, los SRT, son parte de este juego.

Ley de medios mediante: los medios públicos universitarios al orden del capital

En todas estas denuncias y movilizaciones participaron fuertemente docentes y alumnos de la UNC y se han presentado estudios de la misma que corroboran los temores de los vecinos.

Señalamos la impostura de las autoridades universitarias que, por un lado se pronunciaron a través del Consejo Superior en contra de la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas, y por otro, nada dicen sobre el acuerdo en torno a la pauta publicitaria entre los SRT y Monsanto.

Denunciamos fervientemente la complicidad de Canal 10 en la estrategia reaccionaria de Monsanto. Repudiamos que los medios públicos universitarios pierdan su independencia y confluyan con la política del gobierno kirchnerista en torno a Monsanto.

El gobierno Nacional es socio de esta multinacional desde sus primeros días de gestión, la nueva ley de semillas (patentamiento de semillas transgénicas) que impulsa el Ejecutivo, señala claramente la defensa de estos intereses. Propiciamos el derecho de los trabajadores de prensa y de los estudiantes de la UNC a intervenir en el diseño político y cultural de los SRT. Una gestión con estas características será la única garantía de mantener la independencia y bloquear cualquier condicionamiento impuesto por compromisos políticos con los gobiernos de turno.

Consideramos necesario bajar inmediatamente cualquier publicidad de Monsanto de la programación de los SRT, llamar a asambleas en los medios, debatir este tema para que no vuelva a suceder y establecer los lineamientos de trabajo necesario para apoyar a fondo la lucha en contra de Monsanto, acompañando a las Madres de Ituzaingó y a los vecinos de Malvinas Argentinas en sus reclamos.

Por último exigimos como reparación, se otorgue la misma cantidad de minutos que duran dichas publicidades al aire, a las organizaciones sociales y políticas que vienen llevando adelante la lucha contra Monsanto para poder explicar la verdad sobre esta multinacional y las consecuencias de su accionar. 

Compartir

Comentarios