fbnoscript
8 de julio de 2019

ACUMAR: Contaminación y especulación

Con el título “Tres Líneas de Acción por el Saneamiento del Matanza-Riachuelo” ACUMAR convoca a una nueva audiencia pública para el viernes 12 de julio. El objetivo, según la agencia estatal, es la presentación de nuevos, y enésimos, proyectos de “limpieza”.

El documento convocante, repleto de promesas, fórmulas matemáticas, fotografías y conceptos vacíos de explicación, que solo aparecen como simples títulos, al estilo “Concientización Comunitaria”, ubicando a los vecinos y trabajadores de las barriadas costeras como los principales responsables y no así las empresas que descargan contaminación en gran escala, se asemeja a una plataforma electoral de los partidos que forman la mesa directiva de esta dependencia (Cambiemos y el PJ).

Contaminación sin control

Según ACUMAR, y continuando con su documento, un empadronamiento registra más de 5200 plantas fabriles radicadas a los al rededores de la cuenca. 

Con relación al control de los desechos la agencia afirma que “en el caso que se detecte una situación de peligro para el ambiente o la integridad física de los habitantes, ACUMAR realiza una clausura preventiva hasta tanto se haya acreditado que ha cesado la cauda que la motivo”. Pero ¿quién fiscaliza y controla las descargas? Como ya lo hemos expresado en anteriores notas, son las mismas empresas. ACUMAR publicita una fiscalización on line donde las propias empresas informarán cuanto contaminan. Por ejemplo ¿Qué se imaginan que informará Shell, empresa que de forma diaria desecha miles de litros sustancias contaminantes al Riachuelo en Dock Sud?

Una Alternativa de los Trabajadores

“Cada vez que se aceran las elecciones comienzan con el circo. Vienen, tanto del municipio o de la provincia y pintan algunas paredes, arreglan veredas, se sacan unas fotos y chau. Pero acá no tenemos cloacas, ni agua potable, ni tendidos de luz segura. Nuestros pibes tienen plomo en sangre, llueven dos gotas y se inunda todo, baja el agua, que mas que agua es como un aceite con barro, y quedan todas las pestes que te imagines” nos decía Blanca, vecina de Villa Inflamable, en una actividad reciente del Partido Obrero de Avellaneda, realizada con la presencia de Graciela Francisconi, candidata a intendente del Frente de Izquierda – Unidad en el distrito. 

Hace más de diez años que la Corte Suprema de Justicia de la Nación sentenció inhabitable las zonas adyacentes a las petroquímicas. Ni Macri, ni Cristina, Ni Vidal, ni Scioli, Ni Ferraresi han planteado una solución, solo espejitos de colores y escenografía, unos kilos de cemento, algo de pintura. 

Su accionar es la demostración de que no existe grieta entre Cambiemos y el PJ. Gobiernan para las grandes patronales petroquímicas y los especuladores inmobiliarios, precarizando las condiciones de supervivencia de los vecinos y trabajadores de Avellaneda, a costa de su salud e incluso sus vidas. Vía libre, no solo para aumentar el precio de los combustibles, sino también para la contaminación.  

Desde el Polo Obrero y el Partido Obrero en el FIT-U, desde hace años, venimos militando y organizando a los vecinos de Vila Inflamable, Tranquila, Las casitas y el Docke, con un programa de independencia política de los trabajadores. En este sentido planteamos dejar de pagar la deuda usurera, fraudulenta e ilegitima. Dejar de financiar a la timba financiera, y utilizar esa plata en un plan de reubicación de las más de 1800 familias de Inflamable. Por un plan de obras publicas supervisadas por comisiones de vecinos y trabajadores de las barriadas afectadas.

Exigimos que el control de los desechos se encuentre en manos de comisiones conformadas por vecinos y trabajadores de los barrios que sufren de la contaminación de forma cotidiana. 

La contaminación y especulación es también ajuste. Derrotemos al régimen del FMI.

Que la crisis la paguen los capitalistas.

Súmate a la campaña.

En esta nota:

Compartir

Comentarios