fbnoscript
2 de febrero de 2012 | #1210

Famatina, una causa nacional

El jueves 26 de enero, más de 10.000 personas marcharon en capital de La Rioja con la consigna "El Famatina no se toca". La marcha culminó con un festival de "Arte a cielo abierto". Unos 3.000 manifestantes habían llegado de Famatina, Chilecito, Olta, Campana, Sanagasta y otros pueblos de interior. La presencia de personas de la capital fue enorme. Alrededor de la capital están en marcha cuatro emprendimientos de explotación de uranio a cargo de la empresa Diositex, la que ya fue expulsada de Mendoza por contaminación. En el acto público, que tuvo lugar en la Plaza 25 de Mayo, la multitud reclamó la renuncia del gobernador Beder Herrera.

Una nueva situación

Luego del 70% que obtuvo Beder el 23 de octubre pasado, la pueblada instaló un nuevo escenario político y la posibilidad de ejercer el derecho de revocatoria desde la calle. Luego de lo ocurrido en Santa Cruz a principios de año, estaríamos ante una tendencia de alcance nacional. Beder Herrera -como antes Peralta- tuvo que retroceder, pero sin abandonar ni un centímetro sus intenciones, las que son apoyadas por el gobierno nacional. AI alegar una supuesta confusión en la población acerca de la minería, es claro que la política de depredación minera no ha dado ningún paso atrás. La multinacional Osisko -que pretende desarrollar la minería a cielo abierto en Famatina- quedó, sin embargo, aún más expuesta cuando se denunció su vinculación con las petroleras que están explorando la posibilidad de la explotación de hidrocarburos en Malvinas. Beder Herrera convocó a su aparato político de intendentes para reagrupar fuerzas, pero no logró la comparecencia de los intendentes de Famatina, Chilecito y la capital -donde se concentra el 80% de los habitantes de. La Rioja La cámara de empresarios mineros de la provincia se delimitó del proyecto de Osisko para resguardara los otros emprendimientos que se desarrollan en la provincia.

Lucha firme

Los referentes de las distintas asambleas denunciaron el replanteo de Beder Herrera como una maniobra. El corte en el Alto Carriza se mantiene firme, con una concurrencia numerosa. Existe el propósito de lanzar una contracampaña de clarificación. El gobierno ha lanzado un folleto de la Osisko y el Emse (la empresa minera estatal asociada a la Osisko), también publicado por el diario El Independiente, y realiza una intensa acción basada en prebendas. El gobierno especula con que el comienzo de las clases y el fin de las vacaciones van a debilitar el corte y las manifestaciones. A la vez, avanza en la apertura de una ruta alternativa a la de Alto Carrizal para acceder a la zona de explotación minera.

Los luchadores ambientales fueron partícipes de las luchas que llevaron a la expulsión de la Barrick en 2006 y de una multinacional china dos años después. Saben de cortes masivos y prolongados -incluso de más de un año. Se destaca, asimismo, la solidaridad nacional y el impacto de su reclamo en otras regiones del país que luchan contra el saqueo minero y la contaminación. El corte del Alto Cañizal, con casi 50 carpas, reúne a delegaciones de todo el país y es el ámbito de coordinación de las iniciativas.

Una causa nacional

La solidaridad con Famatina se expresa en los ámbitos del arte, la cultura y la intelectualidad, entre los luchadores de los sindicatos y la juventud. También ha movilizado a referentes críticos del propio kirchnerismo. Ha renovado la lucha en el resto del NOA: contra La Alumbrera, en Belén, se sostiene un corte desde hace más de una semana; en Santa María, a pesar de represión, se ha logrado reinstalar un bloqueo en la ruta 40, en la zona de Fuerte Quemado, y otro en Amaicha del Valle (en Tucumán); ahora se ha sumado un bloque organizado por la asamblea de Tinogasta. Han sido numerosos los actos públicos en varias provincias y las marchas solidarias. Las redes sociales están inundadas de pronunciamientos solidarios.

Los gobernadores de las provincias mineras -con Gioja a la cabeza- las cámaras mineras provinciales, ni qué decir las propias mineras, han salido como una jauría a defender este negociado de lesa naturaleza, que incluso se extiende a Chile. Ya ha comenzado a discutirse entre los referentes de las asambleas un plan de lucha de conjunto para convertir a "El Famatina no se toca" en una causa nacional.

En el oficialismo existe la intención de encuadrar la lucha ambiental que se desarrolla en Santa María, Catamarca, bajo la Ley Antiterrorista.

El 15 de febrero se cumplen dos años del Andalgalazo, una ocasión para promover una jornada de movilización regional y dar un paso hacia una Marcha Federal.

Compartir

No cars.

Comentarios