fbnoscript
23 de julio de 2019

“Emergencia climática”: una lavada de cara para continuar con la depredación ambiental

Por Emax
Tribuna Ambiental

El Senado de la Nación declaró, el pasado 17 de julio, la “emergencia climática y ecológica”. Este proyecto de declaración fue presentado por el colectivo de “Jóvenes por el Clima”, una organización conformada principalmente por estudiantes secundarios que se referencian en la activista medioambiental sueca, Greta Thunberg, quien fuera la convocante a la “Huelga contra el cambio climático” que el 15 de marzo juntó miles de jóvenes en todo el mundo y cientos en nuestro país.

Pero no todo lo que brilla es oro. La declaración, que en sí misma es progresiva y nació a nivel internacional en oposición al lobby de Trump contra las regulaciones ambientales, fue utilizada sin embargo como una lavada de cara para continuar con una política depredatoria. Sin ir más lejos, en el Senado habitan los agentes de los gobernadores, con quienes avanza el monocultivo, los desmontes, la megaminería y el Fracking -las actividades que terminan profundizando el desequilibrio climático y ambiental en el país.

Esta declaración fue adjuntada al proyecto de "presupuestos mínimos ambientales para la adaptación y la mitigación del cambio climático". Detrás del título pomposo se encuentra un cheque en blanco para que el Estado, que mediante el Gabinete Nacional del Cambio Climático manejado por el Jefe de Gabinete exime de culpas a las multinacionales responsables de la destrucción ambiental, como Barrick Gold y Monsanto, las cuales a su vez se benefician de la creación de un sistema de subsidios millonarios para desarrollar la investigación de “energías renovables”. Recordemos que Monsanto es uno de los principales productores de Biodiesel del mundo.

El avance de la soja y de la megaminería datan de los años de gobierno kirchnerista, tanto que Mauricio Macri apostó por la continuidad de Lino Barañao a la cabeza de Ciencia y Técnica, para mantener el mismo esquema de negocios de las multinacionales.  Por si quedaban dudas, desde la propia San Juan y junto al ex gobernador Gioja, anunció su voluntad de expandir a todo el país el actual modelo de extracción de recursos naturales. Es decir, no hay grieta para avalar el saqueo de nuestros recursos por parte de los pulpos imperialistas, sin medir el daño a nuestro medioambiente.

Los movimientos por el cambio climático que se están desarrollando a nivel internacional, principalmente en la juventud, son el reflejo de la creciente preocupación que existe sobre el futuro del medio ambiente mundial. Esta crisis ambiental en ascenso no puede escindirse del sistema capitalista de sobreexplotación de recursos, de producir mercancías con un mayor nivel de descartabilidad y bajando el control de daños para aumentar los beneficios.

Es por esto que solo los trabajadores pueden poner fin a la depredación ambiental y enfrentar el cambio climático, reorganizando la industria y la economía sobre nuevas bases sociales. El Frente de Izquierda, que desde sus bancas ha sido un factor de apoyo de los movimientos ambientalistas y presentado proyectos contra la megaminería, el uso indiscriminado de agroquímicos y la deforestación, apunta a colaborar con la toma de conciencia de que se trata de una lucha contra el régimen social capitalista.

Compartir

Comentarios