fbnoscript
11 de septiembre de 2019

Agrotóxicos y arsénico, un combo letal

Un reciente fallo de la justicia Federal de San Nicolás, a cargo del Juez Villafuerte Ruzo, extendió el área de exclusión de una gran cantidad de agrotóxicos de uso masivo en los campos, para la zona limítrofe de tres barrios de la ciudad de Pergamino, Villa Alicia, Luar Kayard y La Guarida, pues se encontraron residuos tanto en suelo como en el agua subterránea y en la población.

Durante el proceso tuvo lugar un tironeo, ya que el estudio del INTA – Balcarce, que determinó la presencia de 18 plaguicidas en el agua, fue cotejado con otro producido por la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires que concluyó en que el agua era apta para el consumo. Por esta cuestión, se le encomendó un nuevo estudio al equipo de Toxicología de la Corte Suprema de la Nación, que determinó que coincidió con el INTA Balcarce. Incorporados estos resultados al expediente judicial se determinó la no aptitud del agua para consumo humano. El municipio había hecho caso omiso de asunto, basándose en el Informe de la Autoridad del Agua, y aún hoy es una cuestión sin resolución.

En el mismo fallo sobre aplicaciones de agroquímicos en tres barrios de Pergamino, La Guarida, Villa Alicia y Luard Kayad, la abogada querellante Sabrina Ortiz solicitó que la Autoridad del Agua (ADA) realice un estudio pormenorizado sobre la presencia de arsénico en el agua de la ciudad. El Juez hizo lugar al requerimiento y recientemente se conocieron los resultados: el 100 % de las muestras analizadas de agua de red y de perforaciones particulares presentan niveles de arsénico hasta 9 veces por encima del valor máximo permitido por el Código Alimentario Argentino (10 microgramos por litro), al cual adhirió la Provincia de Buenos Aires a través de la ley 13.230.

Si eso fuera poco, recientemente se conoció un estudio elaborado por el doctor en Ciencias Naturales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) e investigador del Conicet, Rafael Lajmanovich, donde advierte que la combinación de glifosato y arsénico en los suelos “aumenta su toxicidad” y puede producir “problemas hormonales y modificaciones en el ADN de organismos vivos”. Alertando sobre “un riesgo eco toxicológico muy grande en las zonas en donde ambos elementos están en gran concentración”.

Conocida esta información, ni la mayoría de los gobiernos municipales y ni la gobernadora Vidal han mostrado preocupación por un tema que afecta la salud de millones de habitantes de la Provincia de Buenos Aires. Donde se verifica la utilización de agrotóxicos y naturalmente existe Arsénico, las poblaciones sufren problemas de tiroides, casos de asma, broncoespasmos, dermatitis, retrasos madurativos y el fantasma principal: el cáncer.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda tiene incorporado en sus plataformas municipales el relevamiento de todas las fuentes de agua para consumo humano dentro del municipio, y la obligatoriedad de análisis físico-químicos detallados y periódicos de muestras, analizando particularmente todos y cada uno de los agrotóxicos de uso común en la zona de influencia. Con este planteo, vamos a impulsar acciones en el marco de la huelga internacional por el clima en los pueblos afectados.

Compartir

Comentarios