fbnoscript
27 de diciembre de 2019

Mendoza: Suárez y el lobby minero acorralados

Decenas de miles siguen en la calle por la derogación de la ley cianuro
Mendoza: Suárez y el lobby minero acorralados

El Ciudadano

El jueves 26 la rebelión dio un nuevo salto, entre 30 y 50 mil personas se concentraron en el centro de la ciudad de Mendoza y miles más en las principales ciudades del interior provincial como en San Martin, San Rafael, General Alvear, Uspallata, etc.

La rebelión por el agua crece en intensidad, sin que se avizore un techo. Fue una contundente respuesta a los anuncios del gobernador en la mañana del jueves. Rodolfo Suárez dijo que no reglamentaría la “ley Cianuro” (como se conoce a la Ley 9209, modificatoria de la ley 7722) y convocaría al diálogo.

La ley cianuro está en vigencia, por que fue promulgada por el gobernador y publicada en el boletín oficial, como establece la constitución. Esto quiere decir que el veto ya no es una posibilidad. Existe un marco legal, en el código procesal civil y comercial de la provincia, para que las mineras puedan seguir avanzando frente a la ausencia de la reglamentación, mediante amparos judiciales. Es lo que está haciendo el proyecto San Jorge, en el margen norte de la cordillera mendocina.

Lejos de albergar expectativas en los anuncios, miles de mendocinos nos volcamos masivamente a las calles ni bien se ocultó el sol. El reclamo es unánime: “devuelvan la 7722 entera”, “derogación de la ley cianuro ya”.

El gobierno echa lastre

Las declaraciones de Suárez son claramente un cambio de táctica frente al fracaso de la represión, como forma de disuadir la rebelión. Busca maniobrar y ganar tiempo, frente a la presión popular. Está marcando las dificultades del gobierno para hacer pasar una política rabiosamente antipopular.

Como parte de este montaje Suarez se reunió con las cúpulas de distintas iglesias. La conclusión de las reuniones fue un llamado a la pacificación y la no violencia. Distintitos voceros de las patronales del vino, que dieron apoyo a las protestas ya que ven afectando su acceso al insumo clave del agua, llaman también al diálogo.

Suárez emprendió esta iniciativa subestimando la capacidad de reacción popular. Las enormes reservas de lucha del pueblo mendocino quedaron en evidencia con la rebelión contra el aumento del boleto, tan solo 11 meses atrás y con las grandes movilizaciones en defensa de la educación y los terciarios en particular.

Suárez ha sufrido un golpe, confiado en que alcanzaba con el acuerdo con el PJ, para hacer progresar una política rabiosamente anti popular. Se chocó de frente con una rebelión popular.

El PJ quedó golpeado como oposición política y frente al movimiento de lucha, por el voto gratuito en la legislatura mendocina (el oficialismo tiene mayoría propia en ambas cámaras), pero centralmente por las declaraciones del presidente Alberto Fernández revindicando el progreso de la mega minería en Mendoza.

Podemos ganar

Las reinas nacionales de la vendimia han dado en la tecla para ganar. La amenaza de suspender la fiesta nacional de la vendimia significa afectar la rentabilidad de los grupos del turismo y un gran costo político para el gobierno provincial, en apenas algunas semanas de gestión.

Es necesario un paro provincial de todos los trabajadores. Empezando por los compañeros de las chacras, fincas y bodegas, pasando por los obreros de la destilería, pozos de petróleo y los talleres metalúrgicos, pero también paralizando el estado provincial.

De esta forma lo planteo la compañera Raquel Blas en la reunión que fundó la Coordinadora por el Agua Pura (agrupa a todas las organizaciones en lucha) para dar un salto en calidad y derrotar los planes anti populares de Rodolfo Suárez y la oposición trucha del PJ.

Vamos a un extenso calendario de movilizaciones y acciones. Las asambleas se multiplican por toda la geografía provincial. El Partido Obrero de Mendoza está comprometido a fondo por la victoria en defensa del agua y contra el lobby minero.

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios