fbnoscript
21 de febrero de 2020

Copetro contamina, enferma, mata

Asamblea de Vecinos contaminados de Berisso y Ensenada.

La Asamblea de Vecinos Contaminados de Berisso y Ensenada prepara nuevas acciones de denuncia contra Copetro (productora de carbón de coque). Según denuncias de los integrantes de la Asamblea de Vecinos Contaminados de Berisso y Ensenada  y de organizaciones ecologistas, la planta de Copetro, que pertenece a la empresa de capitales norteamericanos Oxbow, habría incumplido con los filtros requeridos para evitar expansión de las partículas de coque a la atmósfera. Estamos frente a una clásica “optimización de gastos” a costa de la salud de la población y de la contaminación del aire y las aguas del Río de La Plata. La ausencia de filtros explicaría el incremento del polvillo negro con que deben convivir diariamente los vecinos de Berisso y del Barrio Campamento de Ensenada.

Copetro contamina desde hace años lo que llevó incluso a clausuras temporarias y fallos judiciales que condenaron a la empresa a pagar indemnizaciones parciales a vecinos aledaños a la planta. Pero lo que domina es la impunidad con que cuenta, por parte del Estado y de la OPDS, organismo encargado de velar por la seguridad ambiental de la población y la preservación del ambiente. Oxbow-Copetro no sólo ahorra escamoteando los filtros indispensables en la planta. En el 2019 fueron cesanteados una veintena de trabajadores de la estiba afectados a la colocación de mangas protectoras sobre los buques que operan en el puerto.

Sólo a modo de síntesis señalemos que las emisiones de los hornos de coque traen un alto riesgo de cáncer de pulmón. Son mezclas complejas de polvo, vapores de agua y gases que generalmente contienen sustancias cancerígenas. Sus remanentes se usan como materias primas para artículos como tintas, pinturas, solventes, plásticos, etc. Para la población, y en primer lugar para los trabajadores de empresas como Copetro, las emisiones de coque penetran por inhalación o absorción a través de la piel. Además el uso del carbón de coque puede producir una contaminación mayor que el carbón al contener mayor proporción se sustancias contaminantes que afectan la salud de la población.

Desde su conformación en agosto del 2019 la Asamblea viene realizando distintas acciones y actividades de esclarecimiento lo que le valió censuras y ataques. Una charla informativa sobre este tema fue censurada por el cuerpo de inspectores de Berisso bajo la gestión de Vidal argumentando que nombrar a Copetro como contaminante era herir la “susceptibilidad de la empresa”. Oxbow Copetro no escatima plata para asegurar su negocio ni sus mentiras. En su página web publicita las “contribuciones de asistencia financieras y horas de voluntariado para apoyar a una serie de organizaciones incluidas escuelas, hospitales, personal de primeros auxilios, lugares de culto y más”. Los contaminantes, en un distrito como Ensenada que encabece el ranking de los municipios con mayor contaminación en la provincia, se dedican a “apadrinar” a la comunidad con el visto bueno de los intendentes. El municipio ensenadense es un caso emblemático de esta “cooptación” capitalista que enferma a la población y desvaloriza las viviendas de los trabajadores cercanas a la planta. La yanqui Oxbow “donó” 20 millones de pesos a la intendencia de Mario Secco para la construcción del polideportivo municipal.

Frente a la inminencia de nuevas acciones de la Asamblea de Vecinos Contaminados , organizaciones del sindicalismo clasista como el Suteba Ensenada anunciaron el apoyo a esta lucha por la vida y la salud invitando a los representantes de la Asamblea a concurrir a la reunión del Cuerpo de Delegados seccional para ampliar la campaña en marcha. ¡Copetro contamina, enferma y mata! La defensa del ambiente es inseparable de la lucha contra la voracidad e irresponsabilidad capitalista y la impunidad del estado y los gobiernos que protegen sus ganancias. La independencia de la Asamblea de Vecinos Contaminados implica luchar por el control de todas las medidas de protección ambiental y seguridad laboral a cargo de los vecinos y los trabajadores. 

Compartir

No cars.

Comentarios