fbnoscript
22 de noviembre de 2018

El movimiento piquetero independiente no da tregua

Gran jornada de piquetes el miércoles 21. Tras el masivo encuentro en Parque Lezama, se suman más organizaciones al Plenario Nacional Piquetero.

Se avecina un diciembre caliente, luego de los tarifazos y la megadevaluación y con una inflación que llega casi al 50%. En ese marco, más de 20 organizaciones –entre ellas el Polo Obrero- salimos el miércoles 21 a un piquetazo nacional contra el hambre y el ajuste, por el aumento del monto en los planes, la apertura de los programas (que hoy se encuentran cerrados bajo siete llaves), y por trabajo genuino. 

La jornada puso de manifiesto el crecimiento del frente de organizaciones dispuestas a dar una pelea frontal contra el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI, que arrastra a los desocupados a la indigencia (12 millones de pobres, dos dígitos de desocupación en el conurbano y miles de familias que no superan el piso salarial de hambre de 12 mil pesos). Tras el masivo encuentro del martes 13 en el Parque Lezama, que dio origen al Plenario Nacional Piquetero, se han sumado más organizaciones como el MST Teresa Vive, la OCR y el MTR 12 de Abril.

Ante el congelamiento del monto de los planes sociales para el mes que viene, en 6 mil pesos (¡la mitad de un salario de hambre!), las organizaciones reclamamos también un urgente bono de fin de año para los desocupados, a quienes –al igual que los trabajadores de empresas del Estado y empleados municipales y provinciales- se niega incluso el miserable monto de 5 mil pesos acordado por el gobierno con la burocracia de la CGT.

Paz social y tregua

Ante el recrudecimiento del ajuste, el gobierno ha puesto en marcha un plan de contención social, encabezado por la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, junto a la Conferencia Episcopal y las iglesias evangélicas. En ese sentido, la funcionaria destacó que se destinarán “dos billones ochocientos sesenta mil millones de pesos para la seguridad social” (Télam, 30/10). 

El pacto social no se hace sobre el aire: el Triunvirato de San Cayetano, que actúa como la burocracia sindical en el movimiento piquetero, colabora con la política asistencialista del gobierno. Sin embargo, por debajo se agrietan las bases sociales del pacto: agrupaciones de este sector salieron a marchar en la jornada de este miércoles, frente a la presión social por el diciembre que se viene y en el marco de las internas políticas que atraviesan a este espacio, por la orientación de las organizaciones que encabezan hacia acuerdos electorales con el sector del kirchnerismo y compañía.

Por su parte, el sector de Libres del Sur que viene de protagonizar una ruptura también se movilizó el miércoles, apuntando su medida hacia los hipermercados.

Avanza el plan de lucha

En la intensa jornada del miércoles, la movilización piquetera coincidió con la de las enfermeras y enfermeros y la del estudiantado y la docencia contra las reformas de ajuste del gobierno. Toma cuerpo el planteo que fijamos en el Plenario Nacional Piquetero: un frente único de ocupados y desocupados que derrote el plan de ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI.

Nutridos por el crecimiento del frente de organizaciones en lucha, vamos para adelante con el plan de lucha definido en Parque Lezama: marchamos el 26 contra la violencia hacia la mujer y el 30 contra el G20; el 4 y 5 de diciembre realizaremos acampes en todo el país y el 20 de diciembre un acto en conmemoración al Argentinazo.

Ninguna tregua a los ajustadores, plan de lucha hasta derrotarlos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios