fbnoscript
14 de diciembre de 2018

Fuerte movilización contra el hambre en Berisso

Bajo una lluvia torrencial, se realizó ayer una gran movilización de organizaciones de desocupados al municipio de Berisso. Más de 600 compañeros del Polo Obrero, Barrios de Pie, Izquierda Latinoamericana Socialista, el Movimiento de los Pueblos/ Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) marcharon en común para denunciar el aumento de la desocupación y miseria, que se expresa en la expansión de las familias obreras que se ven empujadas a los comedores populares por la crisis.

En la convocatoria se expresó una realidad que el gobierno local de UCR-Cambiemos intenta poner debajo de la alfombra. Berisso cuenta con el barrio con más indigentes del país, y es parte de la tercera región nacional donde la desocupación y la pobreza más aumentaron durante la gestión macrista.

Romper la tregua

Hace menos de un mes el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que crea la "Mesa de Soberanía Alimentaria", desde la cual se pretende digitar la asistencia social del distrito. A esta Mesa se han integrado y fueron promotoras las organizaciones del frente ligado al Vaticano. Junto a ellas están la Pastoral Social, Cáritas, las ONG de los punteros del PJ y las Iglesias, un conglomerado de iglesias evangelistas, el municipio y organismos provinciales de la Universidad de La Plata y el Indec. Este organismo del Estado y el clero, que apunta a contener la lucha popular mientras la pobreza no deja de crecer, pretende ser llevado a otros municipios y la provincia, y sería un modelo para otras provincias.

Desde el Polo Obrero pusimos de relieve el carácter de este armado: lo caracterizamos como un pacto social sellado por el frente Vaticano con el Estado y como una forma de cooptación de las organizaciones sociales, o en su defecto un instrumento para bloquear el desarrollo de organizaciones barriales que salgan a organizar los reclamos populares.

Sobre esta base discutimos con las otras organizaciones y tomamos la decisión de marcha en común.

Un pacto social en crisis

La imponente movilización  y la predisposición de los compañeros que llegaron de todos los puntos del municipio arrancó una reunión con el gabinete comunal, el intendente Jorge Gabriel Nedela y concejales del frente Cambiemos. En la reunión se puso en evidencia que la mentada "Mesa" ya camina renga. Por un lado la CCC, que es parte de este armado, se vio obligada a ir al municipio a reclamar la renovación de contratos de sus cooperativas que el gobierno comunal les está negando. Por otro, la idea de que esta Mesa realice un relevamiento de las organizaciones que la integran para verificar la "veracidad de su trabajo territorial" encontró la negativa de los grupos vaticanos.

Quienes nos movilizamos reclamamos la asistencia a todos los comedores de las organizaciones, la entrega de bolsones navideños para las familias sin recursos, la apertura de programas sociales, fondos para los insumos de los comedores, un aumento o plus salarial y el pase a planta de los trabajadores precarizados del municipio. La respuesta fue la incapacidad de Nedela para dar una salida favorable.

Frente a ello, realizamos bajo la lluvia una asamblea que mostró la predisposición a continuar esta lucha hasta obtener los reclamos y quebrar un pacto social que nace en crisis. Hay un cuadro de lucha: Nedela intenta imponer un impuestazo del 30% a los trabajadores, pero ha tenido que retroceder en el impuesto municipal a las naftas por la movilización de los taxistas. Los trabajadores de la salud están en lucha.

Ahora se suman los desocupados movilizados, poniendo en disputa las dos alternativas: la de los que intentan ser la contención a los reclamos y las luchas que se desarrollan, y los que pujamos por darle una salida de carácter independiente del Estado. En este sentido empujaremos las acciones de lucha hasta imponer las reivindicaciones.

 

Compartir

Comentarios