fbnoscript
20 de febrero de 2019

Se quebró el “pacto social” y volvieron los cortes de ruta en Berisso

Crece la lucha de desocupados y precarizados.

El martes 19 más de 350 desocupados marcharon hasta el Camino del Petróleo y cortaron el acceso principal a Berisso frente a la destilería de YPF.

La movilización y el corte fueron impulsados por el Polo Obrero, Barrios de Pie, Izquierda Latinoamericana Socialista y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) ante el incumplimiento de las demandas de las organizaciones por parte del Intendente Jorge Nedela.

En diciembre, las organizaciones habían logrado por medio de movilizaciones un compromiso del intendente a cumplir un pliego de reclamos que tienen que ver con trabajo genuino, asistencia de alimentos para comedores populares y obras en las barriadas.

El municipio había suscripto un “pacto social” con las organizaciones del “triunvirato Vaticano”, la Pastoral Social y las iglesias evangélicas que duró menos que un suspiro. Por caso, la CCC se vio obligada a denunciar que, aun siendo parte firmante de ese pacto, no les efectúan pagos a sus cooperativistas desde hace dos meses y les entregan una escasa cantidad de alimentos. Por otra parte, las iglesias evangelistas y católicas se han negado al pedido del intendente de aportar sus propios alimentos al municipio para que estos sean redistribuidos por los punteros del PJ y del kichnerismo, e incluso por los “grupos Vaticanos”.

En este cuadro, el plan de lucha que arranco con la vuelta a los cortes de ruta ha puesto de manifiesto la inviabilidad de este “pacto social”, mientras en el municipio de Berisso el aumento de la desocupación y la pobreza se ha extendido de manera considerable. Cientos de familias se ven empujadas a buscar alimentarse en las ollas populares, a las cuales el intendente Nedela ofreció apenas 12 gramos de alimentos para cada compañero de esos comedores una vez al mes. En un cuadro de aumentos de tarifas, inflación, aumentos del transporte y salarios de miseria y con la inscripción a los programas sociales cerrada, la movilización abre un curso para la organización de los trabajadores y la juventud en las barriadas.

El retorno a los cortes de ruta ha provocado un gran impacto. Parte del gabinete municipal tuvo que acudir a la ruta y reabrir la negociación con las organizaciones. En las discusiones se han replanteado las demandas y se han incorporado otras. Por medio de un acta firmada, los funcionarios se comprometieron a darle respuesta.

Cuando a principios de diciembre el Polo Obrero llamó al conjunto de los trabajadores desocupados a romper la tregua de las organizaciones con el gobierno para dar una lucha unificada, fue un llamado a organizarse contra los responsables de la barbarie. Arrancamos este proceso de movilizaciones con cuatro comedores; al día de hoy ya son seis y trabajamos por abrir un nuevo barrio. Vamos a un plan de extensión en organización y movilización para hacer efectivas nuestras reivindicaciones.

En los próximos días las organizaciones de desocupados volverán al municipio con nuevas acciones de lucha. Los cortes de ruta llegaron para quedarse hasta derrotar el plan de guerra contra los trabajadores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios