fbnoscript
10 de julio de 2019

Gran movilización de la Juventud del Polo Obrero por el derecho a estudiar

Más de 5.000 jóvenes movilizaron hacia el Palacio Pizzurno, en Capital Federal, para reclamar al Ministerio de Educación de la Nación la implementación de becas, viandas, boleto estudiantil y programas educativos para atender la situación social que empuja a miles y miles a tener que abandonar sus estudios. La medida se replicó en varios puntos bonaerenses y de provincias como Jujuy, Chaco, Corrientes, Misiones, Córdoba, Entre Ríos, Neuquén y Río Negro, entre otras.

La medida forma parte del plan de lucha resuelto en el congreso fundacional de la Juventud del Polo Obrero, que se realizó el 8 de junio en Avellaneda. Allí, los debates  pusieron en evidencia lo apremiante de la situación que viven hoy miles de jóvenes, ante la responsabilidad de tener que colaborar en la manutención de sus familias por el aumento del costo de vida, ante la generalización del trabajo precario con larguísimas jornadas laborales, afectados por los tarifazos permanentes en el transporte público y un largo etcétera.

Esta extraordinaria movilización de la juventud de las barriadas para defender su derecho a estudiar contrasta con la política de ajuste del gobierno nacional de Macri y los gobiernos provinciales, que recortan presupuesto para educación llevando al derrumbe edilicio que se vive hoy en las escuelas -agravado cuando no se encuentran en el centro de las ciudades sino en los barrios periféricos-, lo que por estos días ocasionó la suspensión de clases en numerosos establecimientos por no contar con calefacción para hacer frente al frío, mientras en otros lugares directamente se cursa tapados con frazadas. La Juventud del Polo actúa así como un canal de organización para miles de luchadores que tal vez no cuentan en sus colegios e institutos con una larga tradición de centros de estudiantes y grandes luchas en el pasado.

El reclamo por la implementación de becas, proyectos socioculturales, viandas y de un boleto educativo gratuito a nivel nacional, emerge como una cuestión elemental para contrarrestar un cuadro de ataques permanentes a la calidad de vida del pueblo trabajador. El Polo Obrero inscribe estas reivindicaciones en la lucha por el aumento de emergencia de los planes sociales y las asignaciones familiares, por terminar con la desocupación con trabajo genuino y por el salario mínimo igual a la canasta familiar. Estos reclamos tan básicos implican un choque frontal con el mandato que el FMI baja a todos los bloques políticos patronales, desde Macri-Pichetto hasta los Fernández-Fernández, que reforzaron y refuerzan el aparato represivo y el gatillo fácil que sufre la juventud en las barriadas.

La movilización arrancó dos instancias de reunión con funcionarios nacionales para la semana que viene. 

Para finalizar la jornada, se realizó un acto en la plaza frente al Ministerio, donde los referentes de la Juventud del Polo llamaron a mantener la movilización callejera hasta conquistar las reivindicaciones y seguir organizando a los pibes y pibas en los barrios.

 

 

 

Compartir

Comentarios