fbnoscript
6 de agosto de 2019

25.000 compañeros y compañeras desocupados marcharon a Plaza de Mayo

Por Gabriela de la Rosa
y Eduardo Belliboni

El martes 6 de agosto, el Polo Obrero junto al frente de lucha que integran más de 20 organizaciones sociales (Cuba MTR, Votamos luchar, MTR 12 de abril, el Bloque Piquetero Nacional, Mido, FDU, 17 de Noviembre, entre otras), a lo que se sumó Barrios de Pie, colmamos la Plaza de Mayo.

Una enorme columna se concentró desde las 10 de la mañana cortando la 9 de Julio durante más de 2 hs, para luego marchar al Ministerio de Desarrollo Social donde se entregó un petitorio. Desde allí la multitud piquetera marchó a Avenida de Mayo donde se sumó Barrios de Pie, corriente que rompió el año pasado con el triunvirato de la CCC, Somos y Ctep y se plegó ya desde el año pasado a los acampes y acciones de nuestro frente único.

La accion de lucha fue cubierta ampliamente por la prensa nacional que destacó la irrupción de los piqueteros en la semana de las Paso, con una fuerte denuncia del régimen del FMI, como lo explicitaba el cartel de arrastre que portaba la cabecera de la gigantesca movilización: “Paremos el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores”.
 
La movilización se dirigió a la Plaza de Mayo en una columna interminable. Simultáneamente se producían en varias provincias fuertes acciones de lucha en unidad con un conjunto de organizaciones. En Rosario, más de 1000 compañeros pertenecientes a Barrios de Pie, el Polo Obrero, Cuba MTR y 17 de Noviembre, marcharon a la casa de Gobierno. En Misiones, hubo un reguero de piquetes: en las localidades de San Pedro, Posadas y Montecarlo hubo cortes. En el caso de Montecarlo, salimos a las calles con tareferos y el MTR. También nos movilizamos en 2 de Mayo y Wanda. En Eldorado más de un millar de compañeros marcharon por la ruta 14.

Hubo también acciones de lucha en Neuquén, San Juan, Tucumán, Salta, Río Negro, San Nicolás, Pergamino, y un enorme piquete en Córdoba junto a Votamos Luchar, entre otras actividades.

La movilizacion se da en medio de un extraordinario clima de crisis social que no afloja aun en medio de la campaña electoral. La CTA denuncia más de 600 despedidos por día, aunque el anuncio de la central no mereció de su parte ningún llamado a enfrentar esa masacre social en las calles. Lo mismo ocurre con la CGT, que actúa conscientemente para maniatar a los trabajadores al servicio del ajuste de Macri y los gobernadores y de las candidaturas patronales de Fernández-Fernández, y de Lavagna-Urtubey.

Los Cayetanos, también en la tregua hace varios meses, pueblan las listas del PJ- kirchnerismo. El 7 harán una parodia de movilización con la Iglesia anti derechos, sin reivindicaciones concretas y rezando al patrono del trabajo San Cayetano en su día. El ajuste tiene un operativo de contención política consciente.

La acción del frente piquetero independiente, en cambio, planteó en su comunicado de convocatoria un programa de reivindicaciones de emergencia, el reparto de las horas de trabajo, un seguro al desocupado, el no pago de la deuda y la ruptura con el régimen del FMI.

 

 

 


En un cuadro de crisis económica que se agudiza, donde ganan los sectores financieros con la especulación y se abre la perspectiva de una nueva devaluacion de la moneda tanto si gana F-F como si lo hace Macri, la desocupación coloca a miles de familias al borde de la desesperación y el hambre, mientras se desangran los comedores y merenderos populares con la falta de los alimentos indispensables como la leche que no llega hace tres meses. El propio gobierno reconoció que prefirió exportar y dejar miles y millones de pibes sin su taza de leche que es el único alimento que tienen muchas veces. 

La imponente jornada piquetera llenó la plaza del poder político nacional con un acto donde hablaron todas las organizaciones. Los discursos destacaron la unidad y el programa que levantamos y convocaron al tercer Congreso piquetero para votar un programa para la etapa y un plan de lucha progresivo.

Cerró el acto Gabriela de la Rosa, dirigente de la Juventud del Polo Obrero y candidata a diputada nacional en el FIT-U. Gabiela llamó a reforzar la unidad de ocupados y desocupados y a redoblar las luchas en las calles para derrotar al régimen del FMI, que se prepara para reforzar el ajuste, y planteó la necesidad de una alternativa política de los trabajadores.

El Polo Obrero, que viene destacándose en la campaña electoral con una agitacion sin precedentes en las fábricas y en los barrios, se prepara para los días finales de la campaña electoral y para la fiscalización de cada voto al FIT-U, que reforzará la perspectiva de una salida para los trabajadores en la que la crisis la pague los capitalistas.

 

Compartir

Comentarios