fbnoscript
18 de octubre de 2019

Neuquén: brutal desalojo a la toma obrera en Confluencia

Cambiemos pide, Gutiérrez ejecuta.
Por Corresponsal

Al mediodía del jueves 17 la policía provincial, bajo el mando del grupo especial GEOP, desalojó brutalmente a más de 150 familias que ocupan un lote en el barrio confluencia de la ciudad de Neuquén. La orden de desalojo fue solicitada por el fiscal de Delitos Económicos, Marcelo Jara, y autorizada por la jueza Estefanía Sauli.

Los vecinos estaban desde hace más de dos meses en el lugar, que por años permaneció ocioso siendo propiedad del municipio. Se esperaba una mediación con la fiscalía a los fines de arribar a una solución habitacional, pero la respuesta fue una brutal represión.

Atacando a las familias con gases y balas de goma, la policía se llevó todo: casillas y elementos personales que fueron confiscados. Los vecinos denunciaban la detención de ocho personas, dos de ellas menores.

El desalojo refleja la política de los gobiernos en materia habitacional. Primero, porque demuestra la coincidencia de Cambiemos y el MPN, ya que el gobierno provincial fue el brazo represivo de la orden solicitado por el gobierno del PRO en la ciudad. Y segundo, porque mientras en Neuquén los ricachones ocupan las riberas de los ríos con mansiones, el gobierno de Cambiemos, el MPN y la Justicia le arrebatan a las familias su única posibilidad de tener un espacio para vivir.

Desde el Partido Obrero repudiamos enérgicamente el desalojo, reclamamos la libertad de los detenidos y la satisfacción de los reclamos. Defendemos el derecho a tener un espacio para vivir, y a luchar por eso. La tierra para los trabajadores, no para la especulación inmobiliaria.


En esta nota:

Compartir

Comentarios